Inicio - APM Inicio - APM

Lucía Lagunes: La invisibilidad de las periodistas provoca que las agresiones contra ellas queden ocultas

Lucía Lagunes, en la presentación del informe de Cimac. Foto: Miguel Berrocal / APM

La periodista mexicana Lucía Lagunes, directora de la organización civil periodística Comunicación e Información de la Mujer (Cimac), afirmó que “la invisibilidad de las periodistas lo que provoca es que sus agresiones queden ocultas” y genera “una enorme vulnerabilidad”, durante la presentación del último informe elaborado por esta organización sobre violencia contra mujeres periodistas en México. Por ello, recalcó, “nos parece muy importante ponerle rostro a las periodistas”, en un acto organizado por la Cátedra Unesco de Comunicación de la Universidad de Málaga, con el apoyo de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), celebrado el 16 de mayo en la sede de la APM.

Según Lagunes, “el sexenio de Peña Nieto se caracterizó por la impunidad de la violencia contra las periodistas, que es cotidiana y estructural”. Así, de 2012 a 2018, Cimac registró 448 agresiones, incluidos once casos de feminicidios. “Este fue el sexenio más violento –apuntó–, con el mayor número general de periodistas asesinados”.

Asimismo, esta periodista feminista y socióloga explicó que “quienes agreden a las periodistas en México son agentes del Estado: gobernantes, militantes de partidos, policía, agentes del ejército… Peña Nieto lo que nos deja es un país hecho pedazos”. Y aclaró que la fiscalía creada para investigar crímenes contra periodistas obtuvo “un resultado de cero: ninguna detención, ninguna investigación. Esta fiscalía ha dejado que las agresiones contra se repitan”.

En el acto también participaron Victoria Prego, presidenta de la APM, y Bernardo Díaz Nosty, director de la Cátedra Unesco de Comunicación de la Universidad de Málaga. Para Prego, “la situación de los periodistas en México es dramática, terrible, son auténticos héroes, y hay una dimensión añadida, que es la de las periodistas mexicanas”. Y Díaz Nosty hizo hincapié en la relevancia de dicho informe, ya que, por el momento, “los datos que conocíamos sobre las agresiones a periodistas en México unían hombres y mujeres, sin hacer consideraciones ni matices que rodean los casos de las mujeres”.

Agresiones de todo tipo contra las periodistas mexicanas

Como se constata en el informe de Cimac, las agresiones más comunes contra las periodistas mexicanas fueron actos de intimidación (19,56%), amenazas (13,39%), hostigamiento (11,51%), agresiones físicas (10,15%), bloqueo informativo (8,69%), campañas de desprestigio (7,22%) y uso desproporcionado de la fuerza pública (6,28%).

Lagunes, Prego y Díaz Nosty, en la sede de la APM. Foto: Miguel Berrocal / APM

Además de los mencionados asesinatos, también se produjeron desplazamientos forzados “a otro lugar para salvar la vida, incluso a otro país. Y las periodistas desplazadas son culpabilizadas por ello, con una presión emocional brutal que les acompaña adonde se tienen que desplazar”.

Durante el acto, con enorme entereza y dignidad, Lagunes narró algunas de las agresiones contra sus colegas: llegar a casa y encontrarse su ropa interior tirada por los suelos; amenazas contra sus hijos, incluso recibiendo fotos de bebés recién nacidos tomadas desde dentro del nido del hospital; campañas de desprestigio con la imagen sexualizada de las periodistas que se viraliza hasta entre compañeros, etc. “Estigmatizar es lo que busca el agresor, poner en tela de juicio la labor periodística, eso no le pasa a los compañeros. Las agresiones contra las periodistas son muy brutales. Y lo más fuerte es que no hay solidaridad por parte de los compañeros, lo que genera que las periodistas se sientan muy solas”, lamentó. Algunas de las asesinadas fueron previamente amenazadas en presencia de compañeros, según contó, por lo que “hay que romper ese silencio”.

Responsabilidad de los medios de comunicación

Lagunes destacó la importancia de garantizar que “la democracia debilitada en México esté más consolidada”, y para ello estimó necesario que el trabajo periodístico se pueda ejercer “con libertad y seguridad”.

Además, también responsabilizó a los medios de comunicación de esta situación de inseguridad, con condiciones contractuales leoninas y llegando a pagar por colaboraciones un solo euro. “Las empresas periodísticas no asumen la materia que les toca cuando las periodistas son agredidas”, aseveró, y argumentó que “la precariedad laboral también genera condiciones de vulnerabilidad” y que “la fragilidad laboral incrementa el riesgo de estas periodistas”.

El nuevo sexenio

Respecto a la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, Lagunes aseguró que “el nuevo sexenio ha empezado mal. Creímos que iba a ver un cambio; sin embargo, me parece que la estrategia es equivocada. Señalar a los periodistas, con el pasado reciente que tenemos, no ayuda. Y el sexismo tampoco ayuda a las periodistas, tratarnos como menores en una tarea profesional, fomentando imágenes sexistas y misóginas”, refiriéndose a recientes casos polémicos del actual presidente mexicano, como cuando llamó “corazoncitos” a varias periodistas y cuando besó en la mejilla a Lorena García, reportera del diario “Mexicano”, de Tijuana, cuando esta le hacía preguntas.

La directora del Cimac instó a López Obrador a que “destierre los mensajes de odio y de estigmatización” y le pidió que trate con respeto a la prensa e imponga “las condiciones estructurales necesarias para que se impida la violencia”. Mientras “no haya una dignificación del trabajo de los periodistas, esto va a seguir así”, concluyó.

Descarga el informe “Herencia de un sexenio: Simulación y Desplazamiento. Violencia contra mujeres periodistas 2012-2018” (Cimac)

 

(0) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.