Inicio - APM Inicio - APM

Gervasio Sánchez: ‘Es imposible sobrevivir si solo trabajas con medios españoles’

Reconocidos reporteros participaron en un debate en Twitter organizado por la APM sobre la desprotección de los periodistas de guerra “freelances” en las zonas de conflicto bélico.

Gervasio Sánchez (@gervasanchez), fotógrafo y periodista especializado en conflictos armados, dijo que “es imposible sobrevivir si solo trabajas con medios españoles y no escoges solo las historias” que se encuentran en ese momento en el foco mediático. Tras 30 años trabajando como “freelance”, admitió que “nunca fue fácil, pero hoy es imposible”, durante un debate en Twitter organizado por la Asociación de la Prensa de Madrid (@aprensamadrid) el 25 de septiembre, en el que participaron reconocidos reporteros.

En comparación con otros países, la corresponsal de guerra “freelance” Mayte Carrasco ‏(@maytecarrasco74) estimó que el problema es “la falta de respeto a los reporteros profesionales” en los medios españoles, algo que “no pasa en el extranjero”.

“Es clave dar con medios que te respeten y te permitan vivir de esto”, agregó Mikel Ayestaran (@mikelayestaran), periodista “freelance” y colaborador habitual de “ABC”. En ello coincidió con Gervasio Sánchez, que ya decidió hace tiempo “dejar de trabajar con medios que no respeten mi trabajo”.

Condiciones leoninas en la guerra
Sobre las condiciones en que trabajan estos reporteros en las guerras, Mónica García Prieto (@monicagprieto), corresponsal “freelance” en Asia, explicó que en muchos casos tienen que financiar todos los gastos: viaje, equipo, traducción, transporte, alojamiento; y todo ello, sin garantías de publicación.

Según García Prieto, para informar desde cualquier guerra, debiera haber unas tarifas mínimas por pieza y el reportero debiera contar con un equipo de protección, seguros, cursos de prevención de riesgos y asistencia al regreso. “Nada de eso garantiza que no te pase nada en un conflicto –como al resto de la gente que lo padece–, pero sí alivia la situación”, concluyó.

En opinión de Manu Brabo (@ManuBrabo), fotoperiodista “freelance” reconocido con el premio Pulitzer, no se trata solo de una cuestión económica, sino “que deberían darnos las condiciones para desarrollar nuestro trabajo”; si bien afirmó, irónicamente, que “hay más presupuesto para un partido del Mirandés que para comprar una crónica desde Kandahar”.

Es “muy difícil” rentabilizar una cobertura, apuntó Ángel Sastre (@AngelMSastre), periodista “freelance” en zonas en conflicto de América Latina y Oriente Próximo. “Se necesitan muchas colaboraciones. Muchos corresponsales de guerra siguen viviendo en casa de sus padres… Lo más importante es que los medios paguen como deben y se interesen por nuestro trabajo, así mejorarán nuestras condiciones”, zanjó.

En palabras de Gervasio Sánchez, “hagas las cuentas que hagas siempre perderás dinero. Si escribes, haces radio y vídeos y cobras por unidad, puedes mantenerte. Hay que levantarse el primero y acostarse el último”.

“Me gustaría que se acabase con la imagen heroica de una vez. Esto es un trabajo más que debe ser pagado dignamente, ni más ni menos, y lo demás sobra”, aseveró García Prieto.

La responsabilidad de los medios
Para Marc Marginedas (@marcmarginedas), enviado especial a zonas de conflicto de “El Periódico”, que estuvo secuestrado casi seis meses en Siria, “cuando un medio compra una crónica, adquiere una responsabilidad con el periodista que la escribe”. ‏

“Mejor dejar las cosas claras que alentar esperanzas y luego no comprar [artículos] o pagar una miseria”, añadió Ayestaran.

Según Ana Alonso (@alonsay), jefa de Internacional del diario “El Mundo”, “hay que diferenciar entre el derecho a que las coberturas se paguen dignamente y lo que piensan algunos sobre su derecho a cubrir conflictos”. Y agregó: “Si no tuviéramos tanta tendencia a fijarnos en nuestro ombligo, se podría luchar de forma conjunta para mejorar las condiciones”.

Más que una profesión, un estilo de vida
También hubo espacio para la autocrítica en este debate en Twitter: “Puede que parte del problema viene de que la mayoría de los “freelances” no vamos a conflictos por dinero, sino por principios. Hemos creado terribles precedentes”, confesó García Prieto. “Tendríamos que haber exigido dignidad antes de llegar a esta situación”, razonó.

“Esto puede acabar siendo un ‘hobby’: buscar trabajo para comer y periodismo para disfrutar”, alertó Ayestaran. “Más que una profesión, es un estilo de vida. Para el reportero, lo demás en la vida es secundario. Quien así lo vive, sale adelante”, remató Marginedas.

Noticias relacionadas:
– IV #Tuitsyperiodigno: Autocrítica de los periodistas deportivos: crisis de credibilidad, falta de independencia y tendencia al sensacionalismo 
– III #Tuitsyperiodigno: Juan Ramón Lucas, sobre el ‘periodismo ciudadano’: ‘El periodismo ha de ejercerse con oficio y criterio: no vale todo ni de todos’ 
– II #Tuitsyperiodigno: ‘El copia-pega es una falta de respeto al autor, al lector y una admisión de mediocridad’ 
– I #Tuitsyperiodigno: Periodistas piden que la ley de transparencia incluya a todas las instituciones públicas y sea supervisada por un órgano independiente

ALGUNOS DE LOS MEJORES TUITS DEL DEBATE

 

(0) Comentarios

Deja una respuesta