Inicio - APM Inicio - APM

El mejor antídoto contra la epidemia de bulos: no compartir sin haber verificado

Son muchos los vídeos, audios, imágenes y otros contenidos que habitualmente recibimos a diario a través de las redes sociales, y que luego resultan ser inexactos, manipulados o directamente mentiras. Durante la crisis sanitaria mundial originada por el coronavirus, la propagación de este tipo de desinformación, podría decirse que está siendo directamente proporcional a la velocidad de expansión del virus.

Viñeta de El Roto publicada el 25 de marzo en el ‘El País’. Reproducida con la autorización del autor.

Desde que se decretase el estado de alarma en nuestro país, el pasado 14 de marzo, plataformas antibulos como Maldita.es y Newtral.es han visto cómo aumentaba de forma exponencial su trabajo de verificación, hasta el punto de que, en el caso de la segunda, ha tenido que reorganizar su equipo de periodistas para reforzar el servicio de “verificación bajo demanda” a través de la red Whatsapp.

Durante los diez primeros días del estado de alarma nacional, el número de mensajes recibidos “se ha multiplicado por diez”, llegando a recibirse 1.995 consultas de bulos relacionados con el coronavirus. En esos primeros días, lograron responder a 1.060 usuarios y publicaron “311 artículos, entre desmentidos, chequeos, explicaciones, etc.”, informan desde el equipo de verificación de Newtral.es.

Un escenario similar se dibuja también en Maldita.es, plataforma en la que se están recibiendo una media de 1.200 consultas diarias, cuando la tónica habitual es de unas 150. Además, crearon la sección “Especial Coronavirus“, donde difunden consejos de prevención, preguntas y respuestas y bulos sobre COVID-19. En los primeros diez días desde que se decretase el estado de alarma, la web ha publicado más de 200 noticias referentes a bulos o desinformaciones, señala Rocío Benavente, periodista científica de Maldita.es.

Newtral.es: Con la crisis del coronavirus hemos detectado un claro intento por sembrar el pánico con noticias falsas

La auténtica avalancha de peticiones de información veraz por parte de la ciudadanía muestra su afán por conocer la veracidad de los contenidos que recibe. Esta circunstancia parece estar en línea con los resultados de un estudio realizado por un grupo italiano de investigadores que, según recogió el 26 de marzo Jordi Pérez Colomé en El País, revela que “los ciudadanos se fijan más en qué leen y comparten cuando la pandemia se acerca a sus países”. Ante la amenaza del coronavirus, dice, se ha observado “un aumento en la búsqueda de noticias de confianza”, sobre todo, en los medios tradicionales. Esto pone, una vez más, de relieve la importancia del trabajo periodístico en un contexto como el actual, en el que más que nunca se necesita información veraz, contrastada y con rigor.

Consultar medios fiables

Desde el equipo de verificación de Newtral.es advierten de que nos encontramos “ante una auténtica epidemia de bulos”. Con la crisis sanitaria del coronavirus, “hemos detectado un claro intento de sembrar el pánico con noticias falsas”, afirman. Los bulos y desinformaciones que habitualmente circulan en redes sociales responden a todo tipo de motivaciones e intencionalidades. Desde los que se ponen en circulación por un “afán de notoriedad, mezclada con irresponsabilidad”, hasta los que responden más a un perfil “ideológico”, o “usuarios que creen estar ayudando a sus familiares o amigos a curarse de una enfermedad” con recomendaciones  de “remedios anodinos que pueden ser dañinos”.

También hay gente que busca “sacar rendimiento económico vendiendo remedios que no funcionan”, recuerdan desde Maldita.es, o que pretende “crear un clima general de desconfianza” o “conseguir datos personales de forma fraudulenta, por ejemplo, inventando una campaña de contratación de personal donde tienes que enviar tus datos”.

Para hacer frente a esta epidemia de desinformación a la que están expuestos el conjunto de los ciudadanos, tanto desde Maldita.es como desde Newtral.es recomiendan no compartir ni reenviar informaciones sin haberlas verificado antes, acudir a fuentes oficiales o, como aconsejan desde Newtral.es, “consultar medios de comunicación fiables, transparentes en el uso de fuentes, y no hacer caso de capturas de pantalla, audios anónimos o mensajes que alertan de cosas que, supuestamente, ‘los medios quieren silenciar’”.

Noticias relacionadas

(0) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.