Inicio - APM Inicio - APM

‘Abuso en línea: tenemos que hablar’, campaña de la FIP en el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y su Consejo de Género instan a las organizaciones de los medios de comunicación a hacer de la lucha contra el abuso en línea una prioridad y a desarrollar medidas concretas para erradicar esta amenaza.

Asimismo, la FIP pide a los Gobiernos de todo el mundo, en el mimso comunicado, que ratifiquen el Convenio 190 de la OIT sobre el acoso y la violencia en el ámbito laboral.

La Federación recuerda que es urgente apoyar a las mujeres que se enfrentan al ciberacoso, ya que existen conexiones directas entre las amenazas en línea y la violencia fuera de Internet. Las mujeres no deben enfrentarse solas a esta situación. 

Estos han sido algunos de los puntos clave planteados durante la conferencia del Consejo de Género de la FIP ‘Las mujeres en los sindicatos: Construyendo poder, luchando por la seguridad, que se celebró el 22 de noviembre y reunió a periodistas y activistas sindicales de todo el mundo. La conferencia formaba parte de la campaña global de la FIP Abuso en línea: tenemos que hablar, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que también incluye la publicación de historias y testimonios sobre la lucha contra el abuso en línea.

Ataques de carácter sexual y de género

Según las estadísticas de la FIP, más del 60% de las mujeres periodistas han sufrido abusos en línea durante su carrera. El ciberacoso se dirige a mujeres de todos los orígenes políticos, religiosos y étnicos. Uno de los principales aspectos de estos ataques intimidatorios es que tienen un carácter sexual y de género.

Estos actos de violencia no solo pretenden intimidar y silenciar a las mujeres que trabajan en los medios de comunicación, sino que sus efectos amedrentadores contribuyen a acallar historias y privar al público de información, socavando así el pluralismo y el derecho de acceso a la información. 

La FIP ha destacado la falta de apoyo en las redacciones y por parte de los compañeros de los medios de comunicación, cuando una periodista se enfrenta a los abusos en línea. Son muy pocas las periodistas que denuncian los ataques y, si se denuncian, se toman medidas insuficientes. Una encuesta de la FIP realizada en 2018 mostró que solo la mitad de las víctimas de abuso en línea (53%) denunciaron los ataques a la dirección de su medio, al sindicato o a la policía, y en dos tercios de los casos no se hizo nada. 

“Los y las periodistas tienden a denunciar menos el ciberacoso porque ocurre constantemente”, ha declarado la abogada belga Charlotte Michils a la Federación. 

"Escuchamos una y otra vez historias aterradoras de colegas mujeres sobre abusos en línea. Sabemos de colegas que abandonan la profesión y sufren trastornos de estrés traumático. Ya es hora de que las organizaciones de medios de comunicación adopten políticas concretas para contrarrestar este fenómeno y apoyen a las periodistas mujeres, ya sean empleadas o autónomas. No es una situación a la que ninguna mujer deba enfrentarse sola. El abuso en línea no es parte del trabajo", ha sentenciado la periodista María Ángeles Samperio, presidenta del Consejo de Género de la FIP.

Recomendaciones y Convenio 190 de la OIT

La FIP ha publicado una serie de recomendaciones para que los medios de comunicación y los sindicatos actúen, como la creación de procedimientos en el lugar de trabajo, la formación en seguridad digital o la presión sobre las plataformas online para reforzar las medidas de aviso y retirada.

Otro aspecto clave es garantizar que las legislaciones nacionales se modifiquen para prohibir el acoso y la violencia en el ámbito, también en la esfera digital.

Esto puede hacerse ratificando el Convenio 190 de la OIT sobre la violencia y el acoso en el trabajo, así como la recomendación 206, por la que la FIP está presionando. 

"Solo 21 países en el mundo han ratificado este Convenio y muchos países que se llaman a sí mismos democracias no lo han hecho. Instamos a los Gobiernos a que ratifiquen el Convenio 190 y su recomendación 206 como instrumentos únicos para hacer frente a la violencia contra las mujeres en el ámbito laboral. No podemos quedarnos de brazos cruzados, cuando tantas de nuestras compañeras reciben campañas de ciberacoso, y ataques fuera de Internet, por hacer su trabajo. Garantizar leyes más sólidas para erradicar la violencia en el trabajo es una cuestión de interés público. Y los y las periodistas las necesitan urgentemente", ha declarado la presidenta de la FIP, Dominique Pradalié.

Contenidos relacionados:

(0) Comentarios

Deja una respuesta