Inicio - APM Inicio - APM

Más de un centenar de concursos de periodismo al año reconocen la excelencia de nuestra profesión

Carlos Alsina, en los Premios APM de Periodismo. Foto: M. Berrocal/APM

En este país el periodismo, el buen periodismo, se premia. En España se convocan anualmente más de ciento cincuenta concursos de periodismo de toda clase y condición. Ayuntamientos, organismos oficiales, asociaciones de la prensa, empresas privadas, fundaciones, editoras y hasta modestas comunidades locales destinan una pequeña -en algunos casos no tan pequeña- dotación de su presupuesto a la convocatoria de este tipo de galardones. Algunos, con una antigüedad de cien años, otros mucho más recientes, su crecimiento y pervivencia nos hace pensar que la consideración del periodista en la sociedad sigue teniendo la relevancia y el peso que merece.

Uno de los premios más longevos de nuestra profesión lo instituyó lo Asociación de la Prensa de Madrid en 1940. Nació a sugerencia de su secretario general, Francisco Casares y con una doble intención: crear un premio periodístico y recordar a los periodistas fallecidos en la zona republicana. Por eso se le designó con el nombre de uno de ellos, Alfonso Rodríguez Santamaría, que fue también presidente de la APM. A nadie puede sorprender que las tres mil pesetas del ganador de esta primera edición se las llevara el diario Madrid por una información aparecida en su primera página con motivo del primer aniversario del triunfo militar en la Guerra Civil española. Aunque en las dos primeras ediciones se valoró principalmente la actividad anónima, sabemos que los autores de este artículo fueron José Montero Alonso y Manuel Álvarez Díaz. Hasta hoy se han celebrado ochenta y dos ediciones de entre las que sólo en seis ocasiones el triunfo final se lo ha llevado una mujer. La primera de ellas, la famosa Margarita Landi que lo consiguió en 1990. A ella se sumaron Paloma Gómez Borrero (2001), Rosa Montero (2004), Soledad Gallego-Díaz (2011), Victoria Prego (2013) y Nativel Preciado (2017). A partir del 2013, esta distinción, concedida a la destacada trayectoria y méritos de toda una vida profesional pasó a denominarse “Premios de Honor”.

Pero más antiguo que el “Rodríguez Santamaría” es el “Mariano de Cavia”, creado en 1920 por Torcuato Luca de Tena, fundador de ABC y Blanco y Negro, en memoria de este insigne periodista que había fallecido ese mismo año y a quién quiso homenajear dándole su nombre a un premio. Dionisio Pérez, escritor, periodista y político recibió al año siguiente cinco mil pesetas por su artículo “La musa de Joaquín Costa” publicado en la revista “Nuevo Mundo”. Entre los miembros del jurado se encontraba también el presidente de la APM, José Francos Rodríguez, ya que “entendió el ABC que en un certamen de esta naturaleza la APM debía intervenir en el jurado”. Desde entonces se ha convocado anualmente sin interrupción -ni siquiera durante la Guerra Civil- y entre sus laureados figuran cuatro premios Nobel de Literatura: Jacinto Benavente, Octavio Paz, Camilo José Cela y Mario Vargas Llosa. Eso sí, solo una única mujer en la lista, María Elena Cruz Varela y para ver ese nombre femenino hay que esperar hasta 1995.

Quizá estos premios tuvieron su inspiración inicial en otro creado fuera de nuestras fronteras unos años antes, el prestigioso Putlizer, que se concedió por primera vez en 1917 y que fue instituido por el editor Joseph Putlizer con el objetivo de estimular la excelencia periodística. Un reportero y luego editor del New York World, Herbert Bayard Swope, tuvo el honor de pasar a la historia como el primer periodista que lo ganó, un éxito que repitió en dos ocasiones más.

Lo que sí ha cambiado en estos cien años de recorrido por los concursos y premios periodísticos han sido las diferentes categorías en las que se dividen. La importante irrupción de la fotografía, de la televisión o en los últimos años de internet ha obligado a ir adaptándolas a los variados medios de comunicación y soportes donde los profesionales se expresan. En la última década existen -además de los tradicionales para medios impresos, radio o televisión- premios para medios digitales, redes sociales y blogs; en definitiva, cualquier medio de difusión donde un periodista pueda publicar.

Pero aunque el prestigio de los premios no esté necesariamente emparejado a su dotación económica -incluso en ocasiones sucede lo contrario- ni sea éste su objetivo más importante, sí debemos dedicar un párrafo aparte a este apartado donde nos encontramos desde los que destinan a ello más de cincuenta mil euros (repartidos en distintas categorías) hasta los que, más modestos, obsequian con quinientos euros al ganador. En medio, los que otorgan obras artísticas, diplomas y trofeos, quizá sin tanto valor económico aunque sí profesional. No obstante, la suma total que se reparte entre los periodistas supera el millón de euros anuales, premios destinados a reconocer la valía de unos profesionales y el alcance de sus informaciones y a los que todos -desde los más jóvenes hasta los más veteranos- estamos invitados.

Mª Jesús García

Listado de premios periodísticos por dotación económica

Listado de premios periodísticos por antigüedad

(0) Comentarios

Deja una respuesta