Inicio - APM Inicio - APM

La directiva europea de servicios audiovisuales se implementará en España en el primer semestre de 2022

El secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, en Diálogos Google-Nebrija.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez, señala que, “seguramente”, el proyecto de ley que traslada la directiva europea de servicios de comunicación audiovisual se aprobará en España durante el primer semestre de 2022, después del trámite parlamentario. “Podíamos haber hecho una transposición quirúrgica de la directiva en determinados artículos, pero decidimos acometer una nueva ley audiovisual”, apuntó durante su intervención en la segunda edición de los Diálogos Google-Nebrija, celebrada el 25 de octubre y que versó sobre la Directiva Europea de Servicios de Comunicación Audiovisual y sus claves y contenidos en la futura aplicación en la normativa española.

La futura y “compleja” ley sustituirá a la de 2010. “Creemos haber hecho un ejercicio de intentar buscar ese equilibrio entre los distintos agentes para que puedan desarrollar su actividad en un marco razonable con limitaciones derivadas de la protección a los consumidores”, añadió Roberto Sánchez. A su juicio, “es un buen proyecto de ley, aunque seguro que sufrirá alguna modificación en el Congreso y en el Senado”.

Ultimátum de la Comisión Europea

En el debate participaron, además del secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Alfonso Morales, secretario general y del Consejo de Administración de RTVE; José Antonio de Luna, director de Operaciones (COO) y cofundador de Filmin; Miguel Escassi, director de Políticas Públicas y Relaciones Institucionales en Google España y Portugal, y Amalia Pelegrín, directora de Política Digital de AMETIC (Asociación Multisectorial de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica). Las apreciaciones sobre la nueva normativa fueron positivas, aunque con matices.

En unos días hará un año que la Comisión Europea expedientó a 22 Estados miembros, incluida España, por no haber incorporado a su legislación nacional la Directiva de Servicios de Comunicación Audiovisual y el Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas. “Es decir, un texto elaborado en 2016, aprobado en 2018, dos años después, en 2020, solo había sido adaptado a la legislación de 4 de los 27 miembros de la Unión Europea. Por cierto, el pasado 23 de septiembre, la misma autoridad comunitaria lanzó un ultimátum para que en dos meses se diera cumplimiento a esta obligación”, introdujo Gregorio Martínez, director de Relaciones Institucionales de la Universidad Nebrija.

La “aceleración” del sector audiovisual, la aplicación de las leyes en “ese entramado de soberanías compartidas que es la Unión Europea” y el “intrincado” problema de la armonización de la legislación europea en materia de servicios audiovisuales fueron los asuntos que introdujo Gregorio Martínez en la segunda edición de los Diálogos Google-Nebrija, cuyo propósito es “impulsar la reflexión sobre los profundos cambios que la revolución digital está generando en todos los ámbitos de la sociedad”.

Debate sobre la directiva europea de servicios audiovisuales en la Universidad Nebrija. Foto: Nebrija

La nueva normativa, en opinión de los distintos agentes

María Gil, directora de Comunicación de la Universidad Nebrija, moderó un encuentro que analizó el nuevo ecosistema audiovisual que se abre a raíz de la transposición de la Directiva de Servicios de Comunicación Audiovisual. José Antonio de Luna manifestó que, desde Filmin -el servicio bajo demanda de cine de calidad- “tenemos ganas de que se implemente ya la ley para saber cuáles son las reglas de juego”. Además de apostar por un equilibrio entre las obligaciones europeas entre pequeños y grandes grupos y “en aquellas necesidades de las empresas para que inviertan y mantengan cada vez más el sector”, el cofundador de Filmin reconoció su expectación ante un proyecto de ley que, sin embargo, “nace ya caducado” y que deberá disponer de “las herramientas necesarias” para actualizarse.

Amalia Pelegrín, directora de Política Digital de AMETIC, calificó la norma de “positiva” y admitió “el importante esfuerzo” del regulador en elaborarla. Igual valoración efectuó Miguel Escassi, director de Políticas Públicas y Relaciones Institucionales en Google España y Portugal, porque la ley “se hace cargo de los distintos formatos de negocio y configura esa realidad compleja”. Destacando la función dinamizadora de YouTube dentro del ecosistema audiovisual y la derivación de tráfico de esta plataforma de contenidos de vídeos a otras, Escassi consideró que las regulaciones deben tener en cuenta “las singularidades” de todos los actores que compiten en el mismo sector, pero que, a la vez, “deben convivir y colaborar bajo la misma ley”.

Por su parte, Alfonso Morales (RTVE) tildó de “trascendental” la normativa en una industria “que tiene una pujanza y un crecimiento destacable”. Después de expresar su deseo de que la nueva ley entre en vigor antes del verano, Morales instó a todos a ser “positivos” en este tema. “Es verdad que vamos con cierto retraso en la transposición de esta directiva, pero entiendo la complejidad de una ley que es necesaria y de la que habrá que felicitarse”. Aunque admitió que desde RTVE les hubiera gustado más definición en el tema de la financiación, la norma “da respuesta a los problemas actuales; ojalá no nazca obsoleta”. El secretario general de RTVE afirmó que el nuevo equipo del ente público tiene “energía e ilusión” y mostró su deseo de que la nueva ley “tenga las reglas claras y que no haya asimetrías regulatorias”.

En la primera ronda de intervenciones de los Diálogos Google-Nebrija, el secretario de Estado Roberto Sánchez dijo que la ley había sido “una de las más consultadas de la historia”, once años después de la normativa aún vigente. La internacionalización del producto audiovisual, “que hace más difíciles las relaciones económicas asociadas a la compra de los derechos”, la aparición del concepto transmedia y la existencia de soportes como el móvil o la tableta son tres de los aspectos que más han marcado, en su opinión, el sector audiovisual.

Corregulación y autorregulación

Todos los ponentes también debatieron sobre los códigos de corregulación y autorregulación recogidos en la directiva y, por ende, en el nuevo proyecto de ley. Dos ejes necesarios para disponer, según José Antonio de Luna, de un “mercado muy sano” sin olvidar reglas de juego “claras dado que sería imposible manejar el sector de otra forma dado su volumen de producción”. No obstante, el cofundador de Filmin pidió a los padres que apliquen en casa normas de educación digital y controles porque, a pesar de que “se ha avanzado” en la protección de la infancia, “las plataformas no somos niñeras virtuales”.

En este sentido, Miguel Escassi anunció que Google es “un defensor” de la autorregulación ante ecosistema “supercambiante”. Además de YouTube Kids, con un filtro de vídeos que no son apropiados para ciertas audiencias, YouTube “está desarrollando experiencias supervisadas a través de cuentas de padres con determinados niveles de protección”. Escassi se mostró también partidario de abordar temas como el influjo de los influencers en los jóvenes desde una perspectiva europea.

Mientras Roberto Sánchez cree que la tecnología va a ayudar en los asuntos de la regulación y citó, de esta manera, los sistemas automáticos de calificación de contenidos, ahora en proyecto piloto, Alfonso Morales puso como ejemplo de corregulación la asociación sin ánimo de lucro Autocontrol, en el mundo de la publicidad, y el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia, suscrito en 2004, “que, aunque manifiestamente mejorable, estableció ciertos parámetros”.

Cultura europea

El segundo Diálogo Google-Nebrija también sacó a colación el fomento de la cultura europea en la Directiva de Servicios de Comunicación Audiovisual, que prevé la introducción de una cuota mínima del 30 % de contenidos europeos. Todos apoyaron este supuesto, desde José Antonio de Luna, que opinó que “estamos en un sistema que garantiza la presencia de la cultura europea”, pasando por Alfonso Morales, que recordó la apuesta de RTVE por el cine europeo, a Miguel Escassi, que incluyó que los vídeos de divulgación que comparten los usuarios de YouTube también contribuyen a la presencia de la cultura en el ecosistema digital.

Noticias relacionadas:

(0) Comentarios

Deja una respuesta