Inicio - APM Inicio - APM

Las fotos del accidente de Santiago de ‘La Voz de Galicia’ fueron deontológicamente correctas

La Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela (APSC) denunció varias fotografías publicadas por el diario el 25 de julio de 2013, una de ellas en portada, a la que la resolución de la Comisión deontológica califica de “esencialmente objetiva y veraz”.

La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología declaró en su resolución 2013/75, del mes de noviembre, que el periódico “La Voz de Galicia” no vulneró el Código deontológico de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), en lo que se refiere al principio de respeto a la intimidad y propia imagen de las víctimas del accidente ferroviario de Santiago que aparecen en la imagen de portada del periódico el 25 de julio de 2013.

La Asociación Periodistas de Santiago de Compostela emitió ante la Comisión esta queja tras entender que la fotografía en cuestión “excede el valor informativo, incurriendo en un ataque a la privacidad y respeto de las personas fallecidas o heridas, perfectamente identificables en dicha ilustración”. La Asociación también presentó con la denuncia otra fotografía incluida en el mismo número del diario.

Tras el análisis de todas las pruebas aportadas por el denunciante, la Comisión razona que el diario gallego no vulneró el artículo 4 del Código Deontológico de la FAPE, en el que se defiende el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen. La Comisión deontológica recuerda que “la transmisión, informativa u opinativa, de las situaciones catastróficas pone a prueba la efectividad inmediata, directa y próxima del deber de informar y del derecho a ser informado”. Así, la resolución advierte de que ante el impacto de una tragedia colectiva, “el compromiso del periodista con la verdad no puede fallar”. En relación con las fotografías denunciadas, la Comisión señala que “la veracidad no está puesta en duda”. En este sentido, se advierte de que las fotografías reflejan la gravedad del accidente sin cambiarlo, difuminarlo ni distorsionarlo y que su impacto informativo “coincide con la realidad”. De esta forma califica la foto de portada de “esencialmente objetiva y veraz”.

En referencia a la invasión de la intimidad, la Comisión señala que las personas que figuran en las fotografías no han “ejercitado ningún tipo de queja, reclamación o pretensión a la protección de su intimidad o propia imagen”. La resolución destaca que la presencia de las víctimas en las fotografías “subraya el alcance de la catástrofe, al que la presencia de cuantos auxilian y atienden a esas víctimas aporta un punto de solidaridad y serenidad”. Además, se advierte de que “la imagen de las víctimas no es por sí misma una intromisión gratuita”, destacando que “el dolor y la aflicción son consecuencia directa del accidente” y que en la imagen de portada “ni se agrava ni se resalta más allá de la misma constatación de la existencia de víctimas mortales”.

Finalmente, sobre una foto, incluida dentro del mismo número del periódico, en la que se puede ver a un bombero con una niña en brazos, la Comisión resuelve que “no comporta lesión del principio de protección de la infancia”, puesto que, aunque la menor es identificable, “su imagen queda integrada en un protagonismo conjunto” con el bombero que la socorre.

Enlaces relacionados
:

 

Resolución 2013/75 de la Comisión de Arbitraje, Quejas, y Deontología
 

(0) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.