Inicio - APM Inicio - APM

La asamblea de ‘El País’ rechaza la última propuesta de la empresa sobre el ERE y acudirá a los tribunales

La asamblea de ‘El País’ rechaza la última propuesta de la empresa sobre el ERE y acudirá a los tribunales
El País

 

La asamblea de trabajadores de Ediciones El País, que edita el diario del mismo nombre, acordó el 9 de noviembre rechazar la última propuesta de la empresa sobre las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que esta quiere aplicar, según han informado a Apmadrid.es fuentes del comité de empresa.

En consecuencia, los trabajadores acudirán a los tribunales mediante una demanda colectiva con la intención de que el ERE se declare nulo o improcedente, explican estas fuentes. De un censo de 460 empleados, votaron 365: 207 (56,71 %), en contra de la propuesta de la compañía; 137 (37,53 %), a favor de la misma y 21 (5,75 %) personas votaron en blanco.

La asamblea consideró que "no se hizo un esfuerzo suficiente para reducir el número de despidos o buscar medidas alternativas como el ERTE" (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) ni tampoco "para aumentar la indemnización", además de que la empresa "no aceptó la voluntariedad" de las medidas, señalan desde el comité.

Tras una intensa negociación de varias horas la empresa editora del diario “El País” realizó su última oferta, en la madrugada del 9 de noviembre -fecha en que expiró el plazo de la negociación-, consistente, según el comité, en rebajar los despidos a 124, con indemnizaciones de 35 días por año trabajado y un tope de 24 mensualidades (con pago de una vez si el afectado se acogía voluntariamente a la medida, o en tres plazos de no ser así, y un máximo, al parecer, de 175.000 euros); 21 prejubilaciones con el 70 % del salario los mayores de 60 años y el 65 % del salario los que superasen los 58 años, con veto sobre posibles colaboraciones de los prejubilados en diarios de la competencia y un 20% de veto también de la empresa en la voluntariedad de despidos y prejubilaciones; y rebaja salarial de la plantilla resultante del ERE: ninguna rebaja en la banda salarial hasta los 33.000 euros anuales; 10 % de rebaja en los que reciben de 33.000 a 40.000 euros; 12% de rebaja en el tramo de 40.000 a 60.000 euros anuales; 13 % de merma para los salarios de 60.000 a 80.000; 14 % para los de 80.000 a 100.000, y 15 % de recorte salarial para los que perciben más de 100.000 euros anuales.

Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo del Grupo Prisa, anunció hace un mes la intención de la compañía de aplicar un ERE que inicialmente debía afectar a 149 trabajadores, con indemnizaciones de 20 días por año trabajado y un tope de 12 mensualidades -de acuerdo con la nueva normativa laboral aprobada por el actual Gobierno-, incluidos en ese número 21 empleados mayores de 59 años se les aplicaría la prejubilación; además de una rebaja general del 15 % de los salarios fijos a la plantilla. Se pretende un ahorro de 14 millones de euros anuales.

El que fuera primer director del periódico justificó el ERE por la necesidad de abaratar los costes del mismo con el fin de garantizar la supervivencia. Según datos ofrecidos por el comité de empresa, entre el año 2000 y el 2011, la editora del diario registró unos beneficios netos de 851,8 millones de euros. El beneficio en el ejercicio de 2011 alcanzó los 12,2 millones, y también el resultado ha sido positivo en los dos primeros trimestres del año en curso. Otra cosa son las dificultades financieras del Grupo Prisa, al que pertenece “El País”, que acumula una deuda de unos 3.500 millones de euros. “El problema es el negocio, no la redacción”, escribió el periodista experto en medios Juan Varela en su blog Periodistas21.com, como resumen de los que pudieran ser los principales problemas del diario.

Los despidos pretendidos por la empresa se hubieran unido a las aproximadamente 95 bajas que se han registrado en los últimos años, bien mediante prejubilaciones bien mediante salidas pactadas, según registra el Observatorio de la Crisis de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM).

La negociación de las condiciones del ERE ha sido dura y ha estado jalonada de acciones reivindicativas de los trabajadores, que se movilizaron tanto en Madrid como en las delegaciones autonómicas (Galicia, País Vasco, Cataluña, Valencia y Andalucía) mostrando una gran cohesión. Desde el 7 de octubre, se realizaron paros parciales y huelgas, concentraciones de protesta, se retiraron las firmas de las informaciones, reparto de chapas y camisetas contra el ERE, petición de firmas, minutos de silencio, recuento colectivo en voz alta de los 149 despidos proyectados y distribución entre los lectores de una carta de explicación.

Columnistas señeras del diario, como Elvira Lindo, Maruja Torres y Almudena Grandes, alzaron su voz en defensa de la redacción desde los primeros días del conflicto. Un periodista emblemático del rotativo,  Enric González, anunció su abandono, y otros que pertenecieron a su redacción fundadora, como Fernando González Urbaneja, criticaron duramente la gestión de Cebrián. Santos Juliá, otra de las firmas reconocidas del periódico, comunicó escuetamente su baja después de que se denunciase que había sido censurado.

El ERE de "El País" trascendió a la prensa de otros países, como al "Frankfurter Allgemeine Zeitung", que publicó un artículo alusivo titulado "Capitalistas de casino devoran periodistas", y motivó recientemente un comunicado de la Federación Europea de Periodistas en el que la organización exhorta a los gestores del periódico a respetar las demandas sindicales.Acto reivindicativo en la redacción central de Madrid.

Las organizaciones españolas de periodistas han hecho público su apoyo a la redacción de "El Pais" con numerosos comunicados: La Asociación de la Prensa de Madrid, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, el Colegio de Periodistas de Cataluña, y los de Galicia y Andalucía, la Asociación de Periodistas Parlamentarios, la Federación de Sindicatos de Periodistas y muchas otras.

Igualmente, la redacción ha pedido la dimisión del director, Javier Moreno, que “presionó y amenazó gravemente a varios redactores” del diario para que firmasen, lo que le inhabilita para ejercer el cargo, según publicó el blog del comité de empresa;  y ha reprobado a Cebrián, por su “nefasta gestión” del Grupo Prisa y su “inmoral” pretensión de despedir a 149 empleados mientras él tiene unos ingresos anuales millonarios, de 13 millones de euros, concretamente, en 2011, según las cifras manejadas por el comité.

El País” ha sido la cabecera de referencia del electorado español de izquierda y centro izquierda desde su nacimiento, en 1976, meses después de la muerte del dictador Francisco Franco, y tiene una gran penetración en América Latina.  Se alzó como adalid del llamado periodismo de calidad y fue el primer periódico español que elaboró un libro de estilo y quizá también el primero en instaurar un estatuto de redacción. El comité de empresa expresó el 7 de noviembre, en rueda de prensa, su preocupación por la calidad informativa del periódico, que con mucha probabilidad resultaría dañada al desaparecer un cuarto de la redacción. Ya ha sufrido ostensiblemente la información autonómica, cuyas páginas han sido recortadas drásticamente el último año.Trabajadores de la delegación en Bilbao. Fotos: Comité de empresa de 'El País'.

El comité explicó que Cebrián les anunció, al mismo tiempo que el ERE, un proyecto para transformar el diario, aunque no fue capaz de concretar en qué consiste ese proyecto; y se quejó del estilo y los comentarios con que el primer ejecutivo del Grupo Prisa sazonó el anuncio del recorte de plantilla: “No podemos seguir viviendo tan bien”, dijo Juan Luis Cebrián, según se lee en el blog del comité de empresa, y  “la tercera edad en periodismo llega a los 50 años”, señala el mismo blog que manifestó el presidente ejecutivo de Prisa dirigiéndose a una redacción cuya media de edad es de 53 años, que ha sido el alma y el motor del prestigio alcanzado por “El País”, y que ha sido reconocida en una carta de apoyo suscrita por una larga lista de intelectuales, algunos de ellos columnistas del diario, como el nobel de literatura Mario Vargas Llosa, y los escritores Antonio Muñoz Molina, Rosa Montero, Jorge Edwards o Javier Marías.

También sentenció Cebrián que la plantilla es muy cara, con un coste medio de 88.000 euros anuales por trabajador. Esta cifra fue rebajada por el comité hasta los 60.000 euros y explicada: incluye las indemnizaciones de las bajas del último año.

“El País” es el primer diario español y ha sido el último en caer. Al del periódico de Prisa han precedido ERE o recortes de plantilla en todos los grandes diarios de información general: “El Mundo”, “ABC”, “La Vanguardia”, “El Periódico de Catalunya”, “La Razón”, “La Gaceta”; en los económicos “Expansión”, “Cinco Días” y “El Economista”; los deportivos “As” y “Marca”, y el cierre de prácticamente todos los diarios gratuitos en circulación, con excepción de “20 Minutos”, que atraviesa graves dificultades.

El sector de la prensa diaria española ha resultado severamente castigado por la crisis económica, con el descenso, entre 2007 y 2011, del 50% en la inversión publicitaria, aproximadamente, y una caída de facturación por venta de ejemplares de un 15% en el mismo periodo. Acusa, además, la falta de pericia de los editores para adaptarse al nuevo entorno digital, en el que no logran encontrar fuentes de ingresos alternativas ni las estrategias de negocio adecuadas en lo que parece ser el ocaso del papel.

Noticias relacionadas:

El problema es el negocio, Cebrián, no la redacción
¿Dónde está el dinero para renovar la redacción?
Cebrián, déjalo, eres el problema
Si no hay acuerdo, el comité de ‘El País’ pedirá la nulidad del ERE
Seguimiento del conflicto en el blog del comité de empresa de Ediciones El País
‘El País’ es de todos VÍDEO
El País se rompe

 

 

 

(0) Comentarios

Deja una respuesta