Inicio - APM Inicio - APM

Solo uno de cada cuatro graduados en Periodismo catalanes trabajará en un medio convencional

Un informe encargado por el Colegio de Periodistas de Cataluña explora las posibilidades de ocupación laboral de los periodistas en el contexto de la doble crisis de los medios de comunicación: la económica y la coyuntural de los medios.

 El Colegio de Periodistas de Cataluña presentó el 20 de febrero el informe “Nichos de empleo para periodistas. Crisis, oportunidades en el sector y necesidades de formación”, encargada hace meses al equipo de Digilab. 

Media, Strategy and Regulation de la Facultad de Comunicación Blanquerna (Universitad Ramon Llull), dirigido por Josep Lluís Micó, Periodista y director del Grado de Periodismo en la Universitat Ramon Llull.

Según el informe, explica una nota de prensa del Colegio de Periodistas de Cataluña, esta autonomía genera cada año “545 nuevos  titulados en Periodismo que difícilmente son absorbidos por el mercado laboral”. En una década, de 2000 a 2010, el número de facultades ha crecido y la cifra de estudiantes se ha duplicado, pasando de 1.245 a 2.532 estudiantes, en datos del informe.

De estos nuevos graduados sólo 1 de cada 4 trabajará en un medio convencional, pronostica el estudio. “El resto de los nuevos periodistas, con suerte,  podrá ocuparse en el sector de la comunicación corporativa, las relaciones públicas o el entorno digital”, confirmándose que “el futuro mayoritario del periodismo está lejos de las redacciones tradicionales”.

Esta situación, señala la nota de prensa, ya es patente entre los periodistas en activo, que han sufrido una "acumulación de expedientes de regulación de empleo (ERE) y la desaparición de numerosos medios”.

“Con esta situación, hoy en día lo que se impone, tanto en las empresas como en las aulas, es la polivalencia”. En el informe también se destaca el aumento de la tendencia a pedir lo que se denomina el periodista “imposible”, es decir, “un periodista polivalente, que domine idiomas, que tenga una amplia formación multimedia y cultural y que esté dispuesto a trabajar en duras condiciones laborales y salariales”.

En datos del Servicio de Empleo de Cataluña (SOC), hay más de 3.000 registrados que buscan trabajo en el ámbito de la comunicación como primera opción, y 1.769 periodistas buscando trabajo, de los cuales 1.510 están en paro. El perfil del periodista sin trabajo en Cataluña es el de una mujer de entre 28 y 37 años, con experiencia, que vive en la demarcación de Barcelona.

Nuevos nichos de empleo

El informe detecta los siguientes nichos de empleo o nuevas áreas de ocupación para los periodistas:

-Hiperespecialización temática: están proliferando a escala internacional empresas que ofrecen productos de información o entretenimiento dirigidos a colectivos concretos: abogados, amantes de la gastronomía, etc. En los Estados Unidos  ya se habla de “boutiques”, pequeñas firmas de comunicación formadas por pocos profesionales muy especializados en un área.
 
-Clientes pequeños que suman por acumulación: los periodistas pueden cubrir las necesidades comunicativas de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y otros organismos –locales, comarcales, etc.–, los cuales son conscientes de que es imprescindible hacerse visibles para captar la atención del público.
 
-Empresas auxiliares: las compañías tradicionales, con estructuras cada vez más reducidas, se ven obligadas a buscar el apoyo de pequeñas empresas auxiliares integradas por empleados –socios o colaboradores– con habilidades para producir material textual y gráfico, corregir y traducir textos, etc.
 
-Cobertura para las industrias culturales: entre las industrias culturales, las hay que, como la discográfica o la de los videojuegos, no están asociadas a ningún estudio universitario que les proporcione mano de obra cualificada. Por lo tanto, pueden necesitar los servicios de empresas auxiliares periodísticas para realizar las tareas de comunicación.
 
-Complementos ocasionales: hay periodistas que trabajan en Estados Unidos o en el Reino Unido como formadores de colegas o de agentes empresariales y políticos en materias como las nuevas tecnologías o, en un sentido más amplio, la comunicación, que es un valor a la alza.

                                                                               VER AQUÍ EL INFORME COMPLETO

 

 

(0) Comentarios

Deja una respuesta