Inicio - APM Inicio - APM

Los medios no pueden hacer ERTE

El 20 de marzo a primera hora de la mañana, la Asociación Española de Radios Comerciales (AERC), que agrupa a las principales cadenas radiofónicas privadas, emitió un comunicado pidiendo un plan de ayudas al Gobierno con el fin de poder mantener sus emisiones, ya que “la cuarentena decretada ante la crisis del coronavirus ha reducido la facturación publicitaria de la radio hasta en un 80% [respecto del mismo periodo del año pasado], lo que hace peligrar su supervivencia”.

“El paquete de medidas económicas aprobado por el Gobierno”, prosigue el comunicado, ”no da respuesta a las singularidades de la radio, que no puede acogerse a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), ya que eso supondría la suspensión de las emisiones”, y la cancelación, por tanto, de un  “servicio público esencial que contribuye a la difusión de información veraz, de campañas de concienciación y de colaboración con la Administración para tratar de detener la pandemia” del COVID-19 (coronavirus).

Prensa diaria

Los mismo ocurre con la prensa diaria, que se encuentra “en conversaciones con el Gobierno”  para tratar de articular “medidas que puedan permitir que el negocio sobreviva”, explica a apmadrid.es Ramón Alonso, director general de la Asociación de Medios de Información (AMI), la principal patronal de la prensa diaria española. “Estamos muy preocupados por la importante crisis de liquidez que sobrevendrá”, confiesa Alonso, quien tampoco ha oído hablar de ERTE en su sector.

Alonso prefiere no cuantificar la caída de los ingresos de los diarios que provocará la pandemia, pero algunos medios la cifran en el 50% de rebaja de la facturación publicitaria el mes que viene. Abunda en que “los medios de información son fundamentales no solo para informar, sino también para la democracia, por el control institucional” que ejercen. “La democracia se queda coja sin nosotros”, explica.

Arsenio Escolar, presidente de la Asociación Española de Editoriales de Prensa Periódica (AEEPP), reconoce  también estar “hablando con el Gobierno”, aunque “todavía no hemos cuantificado las pérdidas porque somos la asociación de editores más variada:  tenemos semananas, quincenales, impresos, digitales, de pago, gratuitos…”. La AEEPP está elaborando un plan de choque con una propuesta formal de medidas para intentar contrarrestar la situación, que hará llegar al Gobierno.

Los dos problemas principales de los editores asociados a la AEEPP, aclara su presidente, son la suspensión del envío de suscripciones por parte de Correos y su infraplanificación en el plan de publicidad institucional que el Gobierno ha puesto en marcha con la crisis del coronavirus.

Si bien Correos dijo, en un primer momento, que habría retrasos en el reparto de publicaciones, ahora directamente se niega a recogerlas, explica. “Hace 48 horas que ha dejado de hacerlo”, pese a que estamos explicando tanto a Correos como al Gobierno “que somos un bien público, que atendemos una libertad básica como es la libertad de información”. “Estamos muy preocupados”, señala Escolar, “porque los editores han incurrido en costes de impresión, etc., y no pueden repartir las publicaciones”.

Respecto al  plan de publicidad institucional, “una vez más se ha ido todo a los grandes grupos, y no hay derecho”, se queja Arsenio Escolar. “Los diarios digitales nativos están con nosotros y están infraplanificados” respecto de las versiones digitales de los tradicionales.

Añade que “las revistas impresas no han recibido nada”, ni siquiera editores grandes como Zinet Media, editora de “Muy Interesante”,  o Spain Media, editora de “Forbes”,  a los que no llega ninguna publicidad.

Televisiones

“La caída de la publicidad en televisión supera el 45% desde la declaración del estado de alarma, informa un comunicado de la Unión de Televisiones Comerciales (UTECA), difundido a última hora de la tarde también del 20 de marzo. Esta alarmante caída de la única fuente de ingresos de las televisiones privadas en abierto va acompañada de un “crecimiento histórico del consumo del 40%”, lo que se traduce en más de cinco horas diarias por persona.

Por ello “nos vemos obligados a solicitar al Gobierno la adopción de un conjunto de medidas específicas que remedien, aunque sea parcialmente, la debacle que se dibuja en el sector en el presente ejercicio y que permita estabilizar las plantillas en un momento tan crítico”, reza el comunicado.

Entre esas medidas solicitadas, se encuentran la realización de campañas publicitarias por parte de los Gobiernos central y autonómico y de las instituciones públicas, bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social y ayudas para subvencionar parte del coste que supone llevar la cobertura de la señal de la TDT a toda la población española, así como la exención durante los dos próximos trimestres de la aportación a la financiación de RTVE, junto con la exención también del 50% de la financiación anticipada de obra europea para cine y series, dada la paralización de la producción y el cierre de las salas de exhibición.

UTECA, como el resto de las patronales, reitera su “voluntad de garantizar el derecho de los ciudadanos a recibir una comunicación audiovisual plural, junto a una información veraz y contrastada, que sirva de contrapeso a la proliferación de “fake news” y bulos informativos.”

Enlaces relacionados:

Editores de prensa periódica cuantifican esta crisis en 250 millones de euros, con caídas publicitarias de casi el 80%
La FAPE solicita ayudas a los medios ante el desplome publicitario

 

 

 

 

(1) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.