Inicio - APM Inicio - APM

La FAPE se une a la FIP en la condena del asesinato del periodista mexicano Gustavo Sánchez Cabrera

Imagen difundida en redes sociales del periodista Gustavo Sánchez, asesinado en Oaxaca.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se une a la Federación Internacional de Periodistas (FIP), a la que pertenece, en la condena del asesinato del periodista mexicano Gustavo Sánchez Cabrera, que falleció tras ser atacado en la comunidad Morro Mazatán, en el estado de Oaxaca. Cabrera ya había sufrido otro intento de atentado contra su vida el año pasado y también había recibido amenazas, pero hasta hace algunas semanas no ingresó en el Mecanismo de Protección a Periodistas.

El periodista trabajaba como director del medio digital Noticias Minuto a Minuto, y anteriormente trabajó en el portal La Policíaca. Su trabajo estaba orientado a temas de política local, motivo por el cual ya había recibido numerosas amenazas. En julio de 2020 fue atacado con armas de fuego en su hogar, en presencia de su familia. Pasaron once meses hasta que finalmente se le otorgó protección, pero todavía no contaba con el botón de asistencia y localización que permite dar aviso ante una situación de peligro, por lo que en el momento de su asesinato no se encontraba a resguardo de las autoridades.

La semana pasada también se registró la muerte del periodista Enrique García en Metepec, Estado de México. Las circunstancias de su asesinato están siendo investigadas, y aunque todavía no se puede asegurar que esté vinculado a su actividad como trabajador de prensa, instamos a la justicia mexicana a agotar todas las líneas de investigación para determinar qué sucedió. García se desempeñó como reportero en medios de comunicación estatales y también como funcionario de comunicación social en diversas instituciones del Estado de México.

Ya se ha advertido de la preocupante situación que enfrentan los periodistas en México, que fue el país con más asesinatos de trabajadores de prensa durante el 2020. Es por esto que desde la FIP y la FAPE se mantienen en alerta y exigen que se esclarezcan estos crímenes, que constituyen una grave violación a los derechos humanos y un nuevo ataque a la libertad de expresión.

(1) Comentarios

Deja un comentario