Inicio - APM Inicio - APM

Gervasio Sánchez recoge el IX Premio de Periodismo ‘Cátedra Manu Leguineche’

Gervasio Sáchez, José Luis Vega y Carmelo García. Foto: FAPE

El fotoperiodista Gervasio Sánchez ha recibido la tarde del 30 de noviembre en Brihuega (Guadalajara) el IX Premio de Periodismo “Cátedra Manu Leguineche” “feliz”, “porque Manu Leguineche fue un gran maestro que siempre alumbró mi camino cuando me sentí decepcionado con mi profesión. Soy feliz porque me considero un hijo de Manu (…) Soy feliz al recibir este premio porque estoy completamente seguro de que Manu también lo sería”, ha asegurado minutos antes de recoger el galardón, según la nota de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE). “Estoy muy orgulloso y emocionado y pienso que, aunque me han dado el premio, siempre hay alguien mejor que tú para recibirlo, pero os ruego que me lo dejéis disfrutar”, ha añadido, emulando las palabras de Paco de Lucía cuando recibió el Premio Príncipe de Asturias.

Sánchez, merecedor del galardón por “su continua e inquebrantable defensa de los periodistas, de la libertad de información y de expresión y de los derechos humanos”, según consta en el acta del Jurado, ha dedicado su discurso a hacer un alegato de Manu Leguineche, de quien ha destacado su actitud nada condescendiente con una profesión “que amaba”. “Era ya muy crítico cuando, a finales de los ochenta y principios de los noventa, la mayoría de los periodistas preferían mirar a otro lado y obviar el comportamiento de sus propias empresas, más obsesionadas por los negocios y los pelotazos mediáticos que por la defensa del periodismo tal como él lo entendía”, ha asegurado.

“Era un adelantado a su época en 1980 y se atrevía a ironizar sobre el presente y presagiar el futuro”. Ya en su libro La Tribu, ha reseñado, “comenzó a hablar de los corresponsales de guerra pertenecientes al club de las cuatro D: los depresivos, los deslenguados, los dipsómanos y los divorciados”.

Gervasio Sánchez ha recordado cómo conoció al desaparecido periodista vasco, el sábado 1 de octubre de 1988, en el mitin organizado por la campaña del no a Pinochet, y cómo su relación se estrechó a partir de mayo de 2000, cuando, tras la muerte de Miguel Gil en una emboscada en Sierra Leona, durante un año y medio prepararon juntos un libro homenaje: Los ojos de la guerra.

“Me han preguntado muchas veces quién fue Manu Leguineche. Y siempre he respondido que fue un periodista rabiosamente independiente que siempre actuó con rigor, dignidad y maestría. Un hombre que siempre creyó que los periodistas deben vigilar al poder y no doblegarse ante sus intereses. Que prefirió nadar a contracorriente y renunciar a puestos y salarios suculentos antes que sentir coartados los principios en los que creía”, ha explicado.

El galardonado ha agradecido en su intervención a Heraldo de Aragón que haya confiado en él desde marzo de 1987, y jamás le haya “tocado una coma de una crónica, reportaje o análisis”; y a Iñaki Gabilondo, por haber aceptado escribir su laudatio y por “haberme tratado siempre con gran respeto desde que, en 1994, desde el infierno ruandés, empecé a enviar crónicas para la Cadena Ser”. También ha tenido un recuerdo especial para la escritora Almudena Grandes y para su amiga, la activista de Amnistía Internacional, Clara del Campo, recientemente fallecidas.

Antes de su intervención, Gervasio Sánchez ha escuchado la laudatio ofrecida por Iñaki Gabilondo, quien ha destacado que, si bien todos los galardonados son siempre honrados con los premios, hay ocasiones en las que también el galardonado honra al galardón. “Y este es el caso de Gervasio, cuya visión de la vida está conectada a la visión del periodismo de Manu Leguineche”.

Gabilondo ha destacado que Gervasio Sánchez se encuentra entre los que están en el periodismo haciendo de su trabajo un testimonio profesional y vital que les hace entregarse a una forma integral en esa acción, hasta el punto de poner, a veces, en riesgo su vida. “Son voluntarios, solitarios a los que solamente recordamos cuando nos llegan noticias de su fallecimiento (David Beriain, Roberto Fraile, Couso, Julio Anguita…). Gervasio es el más notable, el más como Manu de esa estirpe”.

Iñaki Gabilondo ha recordado las impactantes intervenciones de Gervasio Sánchez en sus intervenciones radiofónicas en la SER y su denuncia de las bombas antipersona, los niños soldados, el drama de las mujeres en cualquier conflicto, el de los inmigrantes o los deportados. "Nos dejaba inexorablemente atrapados con sus crónicas, un producto de gran incomodidad. La cara oculta de la luna aparecía y era imposible cerrar los ojos ante esa realidad”.

“Cuando faltan tantos elementos de enganche, cuando estamos arrollados por cambios que nos hacen temer que nos superen, tenemos que hacer lo que hacen los navegantes cuando les fallan los elementos de navegación: consultar a las estrellas y a los faros. No hay muchos, Gervasio es uno de ellos”, ha concluido.

Por su parte, el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, ha elogiado en su intervención el periodismo de Manu Leguineche y Gervasio Sánchez, volcado en contar los hechos en el lugar en que se producen, frente al que está pendiente de las métricas, de los números, el mercado y las redes sociales. “Son periodistas que no soportan quedarse quietos en las redacciones mirando por la ventana esperando a que llegue una noticia. Salen a la calle a buscarla y son capaces de arriesgar la vida para contar los hechos como son, no retorcidos por fuentes interesadas”.

En el acto también ha tomado la palabra Carmelo García, vicerrector del Campus de Guadalajara y Relaciones Institucionales de la Universidad de Alcalá, quien ha dado la bienvenida al premiado, “una de nuestras más sólidas referencias en el periodismo español”, al claustro de la UAH, al que, como parte del Premio, se incorporará como profesor honorífico.

Por último, ha clausurado la ceremonia el presidente de la Diputación Provincial de Guadalajara, José Luis Vega, quien ha hecho entrega del Premio “Cátedra Manu Leguineche” a Gervasio Sánchez , “un reconocimiento a su compromiso con la libertad de información y expresión y a su lucha por los derechos humanos”.

Vega también ha querido destacar que el activismo de Manu Leguineche era la búsqueda de la verdad, “el mismo que el de Gervasio y el de todos los ganadores de este Premio”, cuyos organizadores “tenemos el compromiso de seguir honrando su memoria con cada edición”.

La entrega del IX Premio de Periodismo “Cátedra Manu Leguineche” ha tenido lugar esta tarde en el Castillo de la Piedra Bermeja de Brihuega, patria de adopción del desaparecido periodista vasco que da su nombre al galardón. Coincidiendo con la celebración de este acto, se ha inaugurado en el mismo lugar la exposición “Manu Leguineche, corresponsal de paz en la Alcarria”.

El jurado

El Jurado de la IX edición del Premio de Periodismo “Cátedra Manu Leguineche” ha estado presidido por el presidente de la Diputación Provincial de Guadalajara, José Luis Vega, e integrado por María Teresa del Val, directora general de la Fundación General de la Universidad de Alcalá, como vicepresidenta; y los periodistas Nemesio Rodríguez, presidente de la (FAPE); Carmen del Riego, Magis Iglesias; Pedro Aguilar y Mar Corral, quien es también presidenta de la Asociación de la Prensa de Guadalajara (APG). Actuó como secretario Carlos Sanz, vicesecretario general de la FAPE.

Sobre el premio

El Premio de Periodismo “Cátedra Manu Leguineche” lo convocan, con carácter anual, la FAPE, la Diputación Provincial de Guadalajara, la Universidad de Alcalá (UAH), la Fundación General de dicha Universidad, la Asociación de la Prensa de Guadalajara y el Ayuntamiento de Brihuega. Tiene una dotación económica de 8.000 euros y, además, el premiado es nombrado profesor honorífico de la Universidad de Alcalá y recibe un detalle de escultura conmemorativa.

El premio ha recaído en las ocho anteriores ediciones en Lydia Cacho (2010), Javier Espinosa(2011), Roger Jiménez (2015), Fidel Raso (2016), Mikel Ayestarán (2017), Pilar Bonet (2018), José Antonio Guardiola (2019) y Pepa Bueno (2020.

Sobre el premiado

Nacido en Córdoba, en el año 1959, Gervasio Sánchez se licenció en Periodismo en 1984. Desde entonces ha trabajado como periodista independiente para diferentes diarios y revistas, especializándose en conflictos armados.

Desde 1987 mantiene una estrecha relación con el Heraldo de Aragón, siendo enviado especial de este diario aragonés tanto en la Guerra del Golfo como en los distintos conflictos de la antigua Yugoslavia, África, Asia y América Latina. También colabora con la Cadena SER, con el servicio español de la BBC y con la sección internacional y el magazine de La Vanguardia.

Entre sus premios y reconocimientos, destacan el Premio Cirilo Rodríguez (1996); Premio Derechos Humanos de Periodismo (1997); Enviado Especial de la Unesco por la Paz (1998); Medalla al Mérito Profesional del Gobierno de Aragón (2004); Premio Ortega y Gasset de Fotografía (2008); Premio Internacional de Periodismo Rey de España (2009 y 2019); Premio Nacional de Fotografía (2009); Premio Internacional Julio Anguita Parrado (2011) o el Premio Libertad de Prensa de la Cátedra de la Unesco de la Universidad de Málaga (2013).

(0) Comentarios

Deja una respuesta