Inicio - APM Inicio - APM

El Sáhara Occidental es ‘un auténtico agujero negro informativo’

El Sáhara Occidental es ‘un auténtico agujero negro informativo’
Presentación del Informe RSF sobre Sáhara Occidental. De izq. a dcha.: Victoria Prego, Edith R. Cachera, Ahmed Ettanji, Alfonso Armada y Nemesio Rodríguez. Foto: Miguel Berrocal/APM

Titulado “Sáhara Occidental, un desierto para el periodismo”, la Sección Española de Reporteros Sin Fronteras (RSF) presentó el 11 de junio, en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), un informe con numerosas entrevistas y testimonios que realiza un repaso exhaustivo de la historia de abandono y silencio en los medios internacionales, y especialmente en los españoles, sobre el Sáhara Occidental. “El periodismo es una de las numerosas víctimas de este conflicto abandonado por el foco mediático, que ha hecho del Sáhara Occidental “un auténtico agujero negro informativo”, se puede leer en la introducción de este interesante informe.

“Es útil y necesario que desde España se fomenten trabajos como este porque es una pequeña manera, pero valiosa, de devolver parte de nuestra inmensa deuda” con el Sáhara Occidental, señaló Victoria Prego, presidenta de la APM, durante la presentación del Informe de RSF. Nuestro país, prosiguió, “nunca ha dado la cara frente a un compromiso político, histórico y moral que tenía” con el territorio saharaui.Por otro lado, también criticó el “control muy abusivo y manipulador” que Marruecos ejerce sobre la población del Sáhara, así como con los periodistas que “están siendo perseguidos, masacrados, desautorizados  y silenciados”. La presidenta de la APM recordó que “en todos los regímenes autoritarios la primera víctima es la información”.

España tiene una deuda moral con el Sáhara

Desde RSF, comentó su presidente Alfonso Armada, “compartimos con Victoria Prego ese sentimiento y conciencia de que España tiene una deuda moral con el Sáhara, la forma en la que nos desentendimos del territorio dejó mucho que desear”. Dejamos como consecuencia “un limbo político”, se lamentó. Para Armada, la actitud del país vecino ha impedido que muchos periodistas extranjeros y los propios saharauis informen sobre lo que ocurre en el Sáhara.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez, hizo referencia a la deuda también informativa por parte de los medios y periodistas españoles, que “hemos persistido de informar con frecuencia de la realidad que allí está ocurriendo”. Sin embargo, añadió, muchas veces no se haya podido hacer “por el muro de silencio que Marruecos ha impuesto en torno al conflicto”.

Uno de los grandes méritos de este informe es que pone “en el foco de la actualidad la situación del Sáhara Occidental”, advirtió Rodríguez, y recordó lo dicho por Ramos-Horta, presidente de Timor Oriental entre 2007 y 2012, sobre que “aquello que no se silencia, que se habla, termina por solucionarse”. El presidente de FAPE expresó su deseo que de “informes como este ayuden a que se desquebraje el muro de silencio impuesto por Marruecos  y que el conflicto del Sáhara Occidental pueda solucionarse”.

Los periodistas son sistemáticamente oprimidos, encarcelados, maltratados y torturados

Por su parte, la autora del informe y corresponsal de RSF en España, Edith R. Cachera, comentó que el Sáhara se ha convertido “en un tema de corte humanitario en los medios de comunicación, cuando hay un conflicto político que no se debe olvidar”. A este respectó, señaló, “la prensa española tiene una responsabilidad importante”.

Además de los medios y de Marruecos, la autora del informe apuntó al Frente Polisario que, como “emisor de información -muchas veces ideologizada, repetitiva o monolítica-, también tiene su papel para que no se hable del Sáhara”. Sin embargo, que no se informe responde a que “no entra ni sale información”, y eso es “responsabilidad evidentemente marroquí”. Trambién criticó las condiciones en las que tienen que ejercer la profesión los pocos periodistas que se atreven, siendo “sistemáticamente oprimidos, encarcelados, maltratados, torturados, vejados, perseguidos, acosados, asediados, difamados y calumniados”. En la actualidad, informó Edith R. Cachera, hay seis periodistas encarcelados, “cuatro de ellos condenados a condenas de entre 20 años y cadena perpetua, en condiciones insalubres,” por ejercer la profesión.

Asistentes a la presentación del Informe de RSF sobre el Sáhara Occidental. Foto: Miguel Berrocal / APM

Marruecos, en el puesto 135 de la Clasificación de la Libertad de Prensa

Marruecos se encuentra en el puesto 135 de los 180 países o territorios de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF. Su baja calificación, señala el informe, “se debe en parte a la mano de hierro que aplica con los periodistas de territorios ‘molestos’, como el Rif y el Sáhara Occidental. Lugares donde solo conviven delegaciones de la radio y televisión pública marroquíes con diarios digitales de línea oficialista, según informa RSF. Pese a las dificultades para ejercer el periodismo en estos territorios, aún hay periodistas que sortean “el férreo control marroquí” y ejercen la profesión en clandestinidad para informar, como es el caso de Equipe Média o Smara News. “Ha nacido un nuevo periodismo en Sáhara, cuyas herramientas son las redes y las nuevas tecnologías […] Se empeñan en hacernos conocer la realidad de su tierra” y, en consecuencia, “son acosados, detenidos, juzgados, condenados y, en cualquier caso, reciben peor trato que un periodista extranjero”, denuncia en el informe la periodista de TVE Yolanda Sobero.

En la presentación del informe intervino el periodista saharaui y uno de los fundadores de Equipe Média, Ahmed Ettanji, quien explicó que, en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, son víctimas de “dos bloqueos: uno militar y por el silencio mediático internacional”. “No existen agencias de prensa y cualquier informador u observador que intenta entrar son expulsados”, comentó. Desde enero, “ha habido 25 expulsados”, informó.

Con el objetivo de romper el bloqueo informativo impuesto por Marruecos, señala el Ahmed Ettanji en el informe, decidieron crear en 2009 este medio “sirviéndonos de las redes sociales, con la intención de transformarnos en fuente de información para medios extranjeros y organizaciones en defensa de los derechos fundamentales”. El trabajo diario de los miembros de Equipe Média es complejo, desarrollándose a escondidas por el miedo a las represalias: “solo para sacar a la calle una cámara, tenemos que ingeniar argucias increíbles, pues la policía sigue nuestros pasos y nos la puede confiscar en el acto”, explica Ettanji en el informe de RSF.

Tras la presentación del informe se proyectó el documental “3 stolen cameras”, que narra el peligroso y complejo reporterismo del colectivo Equipe Média.

Consulta aquí el informe completo

(0) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.