Inicio - APM Inicio - APM

Nemesio Rodríguez: Los medios no supieron responder adecuadamente al desafío mediático del Estado Islámico

Nemesio Rodríguez, directivo y portavoz de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), afirmó que, “desde el primer momento, no supimos responder adecuadamente” al desafío mediático terrorista lanzado por el mal llamado Estado Islámico (EI), durante la mesa de debate “Estrategias de comunicación en la guerra global yihadista”, organizada el 8 de octubre por la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera y Reportarte Noticias y Comunicación, dentro de la segunNemesio Rodríguez. Foto: Elena Hidalgo / APMda edición del Encuentro de Corresponsales y Periodistas Enacpen.

Según Nemesio Rodríguez, “Daesh (acrónimo del grupo en árabe) se aprovecha de la ausencia de periodistas occidentales en la zona para ofrecer una versión totalmente partidista de sus actividades”. Para el autor del artículo que inspiró esta mesa de debate, “El periodismo ante el desafío mediático terrorista del Estado Islámico”, publicado en “Cuadernos de Periodistas”, este apagón informativo y la pérdida de calidad informativa de los medios son claves para el éxito de la campaña de propaganda del EI. “Perdimos en el manejo informativo de lo que el EI trataba de vendernos. Perdemos porque los medios están obsesionados por el clic, porque el espectáculo está ganando la partida a los criterios periodísticos fundamentales del periodismo, porque hemos abandonado uno de los elementos básicos de nuestro trabajo, como es la verificación, el contraste de los hechos y la aplicación de nuestros códigos éticos”, aseguró.

El excorresponsal de la Agencia EFE señaló también la receta periodística para que los medios no se conviertan en intermediarios de la propaganda de Daesh: “Cautela, buen juicio, respeto de la dignidad de las víctimas y la intimidad de sus familiares, contextualización de las informaciones, distinción entre información y propaganda para que prevalezca la primera, evitar la difusión continuada y a todas horas de imágenes de terror si se decide transmitirlas, pero nunca fomentar el morbo y ganar audiencia, contrastar para evitar imágenes trucadas o noticias falsas, imponer la información de interés público al espectáculo”.

Instantánea de la mesa de debate. Foto: Elena Hidalgo / APM.“Los medios ya no envían corresponsales por el alto coste en vidas y económico. Prácticamente no nos llega información contrastada”, corroboró Malen Aznárez, presidenta de Reporteros Sin Fronteras (RSF). Asimismo, alertó de que los agujeros negros informativos se están exportando a otros países: “Es la práctica desaparición de la información en directo”. Y apuntó que los periódicos locales han desaparecido en Siria, Iraq y parte de Afganistán y Pakistán.

Aznárez recordó que la escasa información que llega de estos conflictos bélicos la obtienen periodistas freelances, “que se juegan la vida en unas condiciones pésimas. Se habla poco de la responsabilidad de los medios”. Según el Barómetro de RSF de 2015, 47 periodistas, 4 colaboradores y 12 internautas han sido asesinados este año y 146 periodistas, 13 colaboradores y 171 internautas han sido encarcelados.

Masako Ishibashi, corresponsal de la Agencia Kyodo, evocó la figura del periodista japonés Kenji Goto, secuestrado y decapitado por el EI; un “pacifista y humanista” que “sacrificó su vida por salvar a niños de Siria”. Y pidió más solidaridad para los periodistas que se juegan la vida informando.

El corresponsal Bertrand de la Grange recomendó cubrir la guerra de Siria desde fuera del país, con fuentes locales y con excombatientes. “Es casi imposible cubrirla desde dentro, sobre todo en las zonas supuestamente controladas por Al Qaeda o por Daesh”, ante el peligro de secuestro.

Análisis rigurosos e independientes
El corresponsal Majed Dibsi reclamó análisis rigurosos y criterios independientes para que “no se simplifiquen las cosas”. “Hay que decir a quién sirve Daesh. La islamofobia es un arma arrojadiza al servicio de intereses geopolíticos”, lamentó.

Feng Junwei, corresponsal de la agencia china Xinhua, agregó que los periodistas deben analizar cuál es el motivo del origen del terrorismo y hablar de terroristas sin darle relevancia a su religión.

“El ciudadano tiene derecho a recibir la imagen objetiva de la realidad”, reivindicó la corresponsal Carmen Chamorro. Y concluyó que “detrás de cada víctima de terrorismo hay una historia que contar”, siempre y cuando se respete la intimidad y la dignidad de la víctima y sus familiares.

(0) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.