Inicio - APM Inicio - APM

La Universidad española dice adiós a la Comunicación

Los Decanos de las Facultades de Ciencias de la Comunicación y la Información acordaron, por unanimidad, reclamar al Ministerio de Educación y Ciencia la inclusión de Comunicación en la relación de materias básicas contempladas en las directrices para la elaboración de títulos de Grado y que se amplíe la denominación de la rama de “Ciencias Sociales y Jurídicas” con el añadido: “y de la Comunicación”.

Las materias de Comunicación y de Documentación ya estaban recogidas en un principio en el documento de trabajo que contenía la “Propuesta para el debate por las subcomisiones del consejo de coordinación universitaria de materias básicas por ramas”.

Los Decanos de Comunicación manifestaron su disconformidad con los cambios en el borrador, realizados sin ninguna consulta a las Facultades, y solicitaron del Ministerio que incluya a Comunicación y Documentación en el texto definitivo del referido Real Decreto por la importancia que ésta tiene en plena Sociedad de la Información y del Conocimiento. Esto conlleva que deban ser materias básicas tanto en la rama de las Ciencias Sociales y Jurídicas como también en la rama de Arte y Humanidades.

La Conferencia de Decanos de Comunicación, reunida en la Universidad Autónoma de Barcelona, en Bellaterra, reiteró que la importancia y la especificidad de las enseñanzas en comunicación debería traducirse en la consideración en el “Real Decreto por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales” de una rama de conocimiento propia denominada Ciencias de la Comunicación que en estos momentos no existe. En su defecto, se podría ampliar la rama de “Ciencias Sociales y Jurídicas” con el añadido: “y de la Comunicación”.

En la actualidad, existen en España más de 40 facultades que imparten alguna de las titulaciones de Comunicación (Comunicación Audiovisual, Periodismo y Publicidad y Relaciones Públicas). Esto eleva a más de 45.000 el número de estudiantes que anualmente cursan estos estudios en los diferentes centros universitarios. España se encuentra, pues, en la vanguardia de la enseñanza a nivel europeo, cuestión que la convierte en un referente a nivel internacional y, sobre todo, para las universidades latinoamericanas, con las que se mantienen unos importantes lazos de cooperación.

La revolución tecnológica y el desarrollo industrial en el ámbito de la comunicación han permitido una importante creación de plataformas y medios de comunicación que demandan la aparición de profesionales que generen, gestionen y produzcan contenidos de calidad para la sociedad. Esto ha convertido los estudios de Comunicación en los más demandados en la Universidad española y con las notas de corte más elevadas. Curiosamente, la propuesta de ordenación de planes de estudio del Ministerio olvida Comunicación entre las materias básicas de la futura universidad española.

Además, en el diseño de los futuros planes de estudios que respeten la filosofía del Espacio Europeo de Enseñanza Superior, todas las titulaciones deberían ser sensibles, según el propio borrador de Real Decreto, con una formación en competencias, habilidades y destrezas comunicativas que tendría en los profesionales de la enseñanza en comunicación de dichas facultades a los docentes mejor preparados.

 

 

(0) Comentarios

Deja una respuesta