Inicio - APM Inicio - APM

Carmen del Riego: ‘La revolución tecnológica no obliga al periodismo a convertirse en espectáculo’

La presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Carmen del Riego, comenzó su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación, el 27 de febrero, recordando a Marc Marginedas, Javier Espinosa y Ricardo G. Vilanova, informadores secuestrados en Siria en septiembre de 2013, de los que dijo que “pronunciar sus nombres es hablar de periodismo”, no por estar secuestrados en Siria, sino “por haber ido hasta aquel país, a pesar de los riesgos, para hacer lo que debe hacer un periodista: estar donde hay algo que debe ser contado a los ciudadanos”.

Sobre el futuro de la prensa en papel, Carmen del Riego señaló que es “incapaz de vaticinar si los periódicos en papel pasarán a ser historia”. Sin embargo, sí advirtió de que “los periódicos, en papel o en formato digital, pueden dejar de existir para ser de otra forma, mejor o peor, pero lo que pervivirá, aunque sea aún en un formato por inventar, será el periodismo”.

Durante su intervención, afirmó que en los últimos años hemos asistido a una revolución digital que “ha sacudido el periodismo y lo está transformando en algo que todavía no ha quedado definido”. A pesar de esta reflexión, Carmen del Riego cree que el papel del periodista en la sociedad “sigue teniendo una importancia vital” y es “más necesario que nunca, porque nunca como ahora, la información ha sido un producto tan abundante ni se había consumido en tanta cantidad”.

“La revolución tecnológica no obliga a que el periodismo se convierta en un espectáculo”, advirtió la presidenta. “Las nuevas tecnologías han puesto nuestro mundo pata arriba, la fascinación por el envoltorio ha hecho que nos olvidáramos de lo más importante: el periodismo”. Por eso, apeló Del Riego, “debemos tener claro que si no somos útiles a los ciudadanos, críticos con lo que nos rodea, independientes de las presiones y rebeldes con lo que existe, no seremos necesarios”.

Para la presidenta de la APM, “el periodismo está para que los ciudadanos tengan a su disposición todos los elementos del mundo que les rodea”. En este sentido, recordó la cita acuñada por el dramaturgo norteamericano Arthur Miller “un periódico es una nación hablándose así misma” y señaló que pese a ser una cita muy manida, sigue siendo muy representativa "de la tarea que hacemos”. Del Riego apuntó que los periodistas “tenemos la inquietud y la necesidad de servir al público dándoles a conocer lo que pasa a su alrededor, o eso debería ser”. “La crítica es consustancial a esta profesión y la autocrítica imprescindible para que los ciudadanos puedan confiar en nuestra honestidad”, prosiguió.

Carmen del Riego también recordó una intervención del periodista canadiense Michael Ignatieff en la que se preguntaba “en qué periodista se podía confiar” y cuya respuesta supone “una auténtica declaración de lo que el periodista es y debe seguir siendo”: “Confío en los periodistas que piensan que los hechos son tozudos, en quienes cambian de opinión cuando cambian los hechos, en los periodistas que escuchan más que hablan, en aquellos cuya autoridad viene de haber estado ahí”. Para Del Riego, estas son “las reglas para que [los ciudadanos] confíen en nosotros, incluso en estos momentos”.

Carmen del Riego, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación. Foto: Pablo Vázquez /APMLa presidenta de la APM también se refirió a las malas prácticas en el periodismo. Advirtió de que en el ejercicio de la profesión “no vale todo y hay una reglas que deben ser conocidas y a las que debemos atenernos en nuestro beneficio y en el de los ciudadanos”. Avisó de que hay que ser cuidadosos con las malas prácticas porque “hacen daño al periodismo”.

Consecuencias de la crisis económica
La profesión también se ha visto afectada enormemente por la crisis económica, sobre todo por el descenso de los ingresos por publicidad en los medios. Esto se ha traducido, según señaló Del Riego, “en destrucción de empleo, en cierre de medios, precariedad laboral y en la disminución de salarios”. Desde mediados de 2008, han cerrado en España 284 medios de comunicación y se han perdido 11.151 empleos. Además, según recordó, el 76,3 % de los periodistas han visto reducidos los salarios en sus empresas y en las redacciones faltan recursos para “ser testigos directos y contar historias que les interesen a la gente”.

Sin embargo, hay lugar para la esperanza. Carmen del Riego señaló que “los periodistas, tras cinco años de crisis aguda, nos hemos puesto en marcha creando nuevos medios de comunicación”. El Informe Anual de la Profesión Periodística 2013, editado por la APM, recoge cerca de 300 nuevos medios “puestos en marcha por periodistas”. Generalmente, “son medios muy pequeños y con pocos recursos”.

Aunque sea en los medios digitales, la presidenta señaló que “los periodistas seguimos necesitando editores que vean en este sector un negocio, pero también un servicio público”. Cree que los editores tienen que buscar fórmulas para que “los periódicos sigan siendo periódicos y no otra cosa”, porque “corremos el riesgo de que nos conviertan en otra cosa como le está ocurriendo al francés ‘Liberation’, que hoy está al borde de la quiebra después de perder el 15 % de sus lectores y ha sido incapaz de atraer a nuevos lectores”.

Discurso íntegro de Carmen del Riego en el Foro de la Nueva Comunicación

 

(0) Comentarios

Deja una respuesta