José Francos Rodríguez (Madrid, 1862-1931)

Presidente de la APM de junio de 1920 a junio de 1931 (11 años).

Antes de ser elegido presidente, Francos Rodríguez, licenciado en medicina, había sido tesorero de la Asociación de la Prensa, puesto desde el que amplió y modernizó el servicio médico de la entidad. Cuando, en 1920,  a  los 62 años, tomó el relevo de Miguel Moya, el nuevo  presidente iba precedido de una larga y exitosa historia como periodista, como autor e incluso como político. Había dirigido los diarios “La Justicia”, “El Pueblo”, “El Globo” y “Heraldo de Madrid”; era autor de libros de ensayo, novelas y obras de teatro, y había desempeñado las importantes tareas político administrativas de director general de Correos y Telégrafos (1909), alcalde de Madrid (1910), ciudad en la que hoy se le recuerda con el nombre de una calle y de una estación de metro, presidente de la Sociedad General de Autores (1913) y ministro de Instrucción Pública (1917).

Francos Rodríguez tuvo que intervenir en los múltiples enfrentamientos que se produjeron entre los periodistas madrileños, que comenzaban a agruparse en asociaciones sindicales, y los editores de los medios, tarea en la que le sirvió de ayuda el hecho de que en 1922 fue nombrado ministro de Gracia y Justicia, puesto que simultaneó con la presidencia de la APM durante los diez meses que ocupó el ministerio.

Durante su etapa de presidente de la APM, en la que participó muy activamente en la constitución de la Federación de Asociaciones de la Prensa (1922), se produjo la inauguración, en abril de 1930, de la sede definitiva de la Asociación de la Prensa de Madrid, el Palacio de la Prensa, de la Plaza del Callao, cuya construcción había él impulsado, y la salida a la venta, en noviembre de 1930, del primer número de la “Hoja del Lunes”, de Madrid, con la que se garantizaba el descanso dominical de los periodistas y que iba a constituir la mayor fuente de ingresos de la Asociación. Su figura era tan apreciada por los periodistas madrileños que cuando, en junio de 1931, solicitó ser relevado de su puesto por enfermedad, se decidió elegirle presidente perpetuo.

No sólo fue querido y admirado por los periodistas. El mundo literario e intelectual valoró su obra escrita eligiéndole, en 1924, miembro de la Real Academia Española, institución a la que se incorporó con un discurso sobre el tema del periodismo que él dominaba, bajo el título de “El Periódico y su desenvolvimiento en España”.

En 2007, la APM, en recuerdo de que Francos Rodríguez fue alcalde de Madrid, instituyó un premio periodístico con su nombre, que se otorga todos los años en reconocimiento a un trabajo o trayectoria profesional periodística relacionada con Madrid.

Simultaneó su cargo de presidente de la APM con la presidencia de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) desde 1928 hasta 1931.

 

 

 

 

 

 

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.