Inicio - APM Inicio - APM

Victoria Prego: ‘El mal pago a un periodista le empuja inexorablemente a rebajar sus exigencias éticas’

Bajo el título “Cómo recuperar la confianza del público: la ética del periodista”, la presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Victoria Prego, desarrolló una conferencia el pasado 19 de junio en la que confesó ser pesimista con la situación que atraviesa la profesión periodística.

Uno de los mayores problemas, apuntó Prego, es que “hemos perdido mayoritariamente el crédito de la ciudadanía. No es solo culpa nuestra, pero sí en parte”. Señaló que nos hemos convertido en objeto de ataques por parte de las fuerzas políticas”, una práctica iniciada “de una manera contundente y sistemática” por Donald Trump en la campaña electoral para la Presidencia de los EE.UU. “Consideran que ya no necesitan a los medios de comunicación, que son un medio de comunicación y que pueden prescindir de los periodistas”, subrayó.

Victoria Prego, presidenta de la APM, junto a Albert Garrido, secretario general del CIC. Foto: Elena Hidalgo / APM

Otro peligro, advirtió Prego, es el consumo de información sin ningún tipo de filtro por parte de los ciudadanos. Señaló que “se están acostumbrando a consumir las noticias que les convienen, que les reafirman sus posiciones”, sin discernir si esa información es veraz o no. En este escenario, advirtió, “hay medios de comunicación que cobran por manipular la realidad”. También apuntó a las redes sociales, que están siendo “un vehículo de descrédito de los periodistas: La verdad circula con la misma libertad que la mentira, pero la mentira tiene algo más atractivo para la atención ciudadana”. Señaló que los ciudadanos están despreciando “el papel de transmisor y de mediador que cumple el periodismo” porque creen que no lo necesitan para estar informados. “En ese error están firmando su sentencia de muerte como ciudadanos libres y con sentido crítico”, se lamentó. La presidenta de la APM considera que los ciudadanos tienen que empezar a tener una actitud autodefensiva ante los contenidos que les llegan sin ningún tipo de garantía y, en muchas ocasiones, anónimos. Si no se defienden, acabarán siendo “ciudadanos teledirigidos por centros de inteligencia y de poder”.

El periodismo se encuentra acuciado por las necesidades económicas

A todas estas problemáticas se unen otras causas internas de la profesión, como la dura crisis económica, provocada por el descenso de inversión publicitaria en los medios y el cambio de modelo de negocio. “El periodismo se encuentra acuciado por las necesidades económicas”, lo que está provocando que no haya “dinero para pagar a los periodistas”: “Se les maltrata y se les humilla con unos precios que no permiten mantener la dignidad del periodista”. La presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid hizo especial hincapié en esta problemática, puesto que en las condiciones precarias en las que trabajan muchos periodistas en la actualidad “no pueden defender su código deontológico”. “Tienen que comer”, y “el mal pago a un periodista le empuja inexorablemente a rebajar de una manera dramática sus exigencias éticas”, advirtió. “Esto es lo que está pasando en España y, en esas condiciones, no hay código ético que aguante”, subrayó.

El descenso de la publicidad en los medios, en favor de las grandes plataformas [Facebook y Google], está provocando que los primeros tengan la “necesidad imperiosa de concitar el interés de la audiencia” a bases del clic, comentó Prego. “Necesitan publicar noticias que sean atractivas y ahí vuelve a perder la batalla el periodismo”.

Hay una esperanza, señaló Prego, y es que los ciudadanos sean conscientes de que “necesitan información veraz y decidan pagar por esa información”. Hay fórmula de éxito, como The Washington Post o The New York Times, que cuenta con más de 3 millones de suscriptores digitales, dijo, Sin embargo, “tiene un riesgo tremendo”, advirtió, porque “es información de élite para la élite” y el resto de los ciudadanos “se nutren de lo que reciben por las redes” de forma gratuita y produciendo una desigualdad.

La conferencia de la presidenta de la APM, que fue presentada por Albert Garrido, secretario general del Consell de la Informació de Catalunya (CIC), estuvo enmarcada en la jornada sobre ética periodística organizada por la FAPE y el CIC el 19 de junio la sede de la APM.

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.