Inicio - APM Inicio - APM

González Urbaneja propone eliminar de los informativos las “inanes campañas” electorales de los políticos

Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), propuso “extrañar a los políticos y sus inanes campañas de los espacios de información, en aplicación del primer criterio profesional: el interés público”, durante el Foro de la Nueva Comunicación celebrado el 16 de febrero. “Hay que volver a pensar en los ciudadanos-clientes como objeto del periodismo profesional, colocar en su sitio a las fuentes y sus pretensiones y rechazar la agenda que imponen”, añadió.

Asimismo, propuso a quienes buscan inversiones interesantes que “apuesten por el periodismo, que les vendrá a cuenta”, y a los periodistas que “dejen de mirar atrás, de lamentarse, y abracen las oportunidades que pasan por las nuevas tecnologías y por el periodismo profesional que conocemos, que son fenómenos compatibles”.

Antonio San José, Rosalía Lloret y José Luis Ripoll acompañaron a González Urbaneja en el acto. Fotos: Pablo Vázquez / APMGonzález Urbaneja estimó que la principal tarea que tienen actualmente los periodistas, desde los becarios hasta los directores, es recuperar la reputación y la credibilidad. Recomendó más transparencia y más criterios editoriales, mejor “potabilización” de la información; así como la imposición de defensores del lector u oyente independientes y auditorías periódicas y públicas de errores y rectificaciones.

En este sentido, apostó por unir al contrato laboral de los periodistas un código ético de buena práctica como compromiso y exigencia. “Sería una buena señal para todos, mejoraría la reputación de los medios, de los periodistas y de los editores”, afirmó.

El presidente de la APM pidió que los grandes medios trabajen unidos en esta labor de recuperar la reputación de la profesión y que se comprometan “a no agredirse de mala manera, a competir con lealtad y a cooperar donde fuera posible”. También expresó su deseo de que se llegue a un pacto para sostener el empleo, “incluso con una renuncia al 20% de la masa salarial, bien repartida, y a un pacto para habilitar un 20% de la jornada para formación”, explicó. En su opinión, “reducir las plantillas a cualquier precio es tan obsesivo como equivocado; aplazan los problemas para complicarlos”.

Además de recuperar la reputación y la credibilidad, González Urbaneja ve necesario recobrar el papel que el periodismo tenía en la sociedad, y considera que la próxima campaña electoral es una buena oportunidad para ello.

‘Álex de la Iglesia tiene razón: internet es nuestro presente’

Durante el mismo acto, el presidente de la APM calificó como un “falso dilema” la integración de las redacciones de papel y on-line. Sea en el soporte que fuere, “lo medular es hacer periodismo”, aseveró. “Cuanta más empleabilidad tengamos, mejor nos irá”, agregó.

“Las nuevas tecnologías nos auxilian. Álex de la Iglesia tiene razón, internet es presente, nuestro presente, y es futuro, oportunidad, esperanza”, aclaró. A su juicio, “internet ha venido a salvarnos, a volver a poner en valor el buen periodismo, sin monopolio de la intermediación”.

González Urbaneja consideró “muy probable que los viejos buenos tiempos no vuelvan nunca, pero eso no significa que diarios debidamente transformados, en papel, en la red o donde puedan, no vuelvan a ser buenos negocios. Es posible, es probable y me atrevo a decir que es seguro”, concluyó.

Otras reflexiones de Fernando González Urbaneja

“Si aparecen inversores decididos, editores con cabeza y, a su vera, periodistas de verdad, nuestra sociedad iría a mejor, la crisis a menos, la democracia a más y nuestra profesión volvería a merecer la pena”.

“Es incomprensible que los diarios nacionales mantengan la misma estructura y modelo que hace 30 años, las mismas secciones y espacios fijos; ignoran que sus contenidos son, en buena medida, información ya conocida”.

“Es una vergüenza lo mal que rectifican los grandes medios; su resistencia a reconocer errores debilita la credibilidad, va contra la difusión. Es una vergüenza la autopropaganda en los medios; no cuela, daña la credibilidad y acredita paletería y desdén por los clientes. Es una vergüenza la grosería de las descalificaciones a los competidores. Todo esto se puede desterrar; basta con que una docena de personas decidan hacerlo. No hace falta ni siquiera que se pongan de acuerdo, con que empiece uno y note el efecto, los demás le seguirán”.

“Los que están al cargo de los medios dan la impresión de que buscan endosar el enfermo y salir corriendo; preparan al paciente con despidos, ajustes, recomposición de deudas y balances, etc. para que alguien compre y pague una buena comisión”.

“Aparecen expertos en ajustes y reestructuraciones, los ‘Mr. Serrucho’, que enmascaran despidos masivos con pomposas declaraciones de ‘Plan de Eficiencia Operativa’ para desmochar, descremar compañías que fueron ejemplares”.

“Incurrimos en indemnizaciones elevadas (dicen que generosas) para que la gente se vaya, para dejar las cuentas de explotación aparentemente arregladas, pero con costes irrecuperables y efectos devastadores sobre las redacciones y también sobre el valor de la marca y la moral profesional”.

“Hay medios que pierden su carácter, que olvidan quiénes son, qué significan, de dónde vienen por esos ajustes a mordiscos. Y los periodistas que se quedan lo hacen agobiados, encogidos, pensando que el despido les llegará más tarde, más barato y peor”.

“En el caso de Prisa, los errores han sido públicos y notorios: decisiones financieras equivocadas de 1.500 millones y, además, reincidentes”.

“Vendrán otros y lo harán mejor, y redimirán la profesión y se acordarán de aquellos años malos, oscuros, en los que muchos deterioraron el carácter y la reputación del periodismo”.

Discurso completo de Fernando González Urbaneja

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.