Inicio - APM Inicio - APM

Victoria Prego, en los Premios APM de Periodismo: ‘Los periodistas tenemos la obligación de resistir’

Victoria Prego, en los Premios APM de Periodismo: ‘Los periodistas tenemos la obligación de resistir’
Foto de familia de los galardonados en los Premios APM de Periodismo 2016. Foto: Pablo Vázquez / APM

La presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Victoria Prego, realizó un llamamiento a la resistencia ante las presiones y amenazas que sufre la profesión periodística en el acto de entrega de los Premios APM de Periodismo 2016: “Los periodistas tenemos la obligación de resistir informando, defendiendo nuestra independencia de criterio, nuestra libertad de información, que no es solo un derecho, sino un deber para con los ciudadanos”. “Puede que no convenzamos a quienes nos quieren presionar, comprar, seducir o callar, pero probablemente los derrotemos a base de resistir”, indicó durante su discurso. El acto fue conducido por Carlos Alsina.

Victoria Prego, presidenta de la APM. Foto: Pablo Vázquez / APM

A pesar de la situación que sufre la profesión y del trato que padecen multitud de compañeros de profesión en nuestro país, la presidenta de la APM señaló que no podemos lamentarnos demasiado porque “hay colegas que viven en países que se supone que son estados de derecho y donde aparentemente están en paz, pero donde ejercer el periodismo significa dejarse literalmente la vida todos los días”, dijo refiriéndose a los compañeros que ejercen el oficio en países conflictivos. En estos lugares, prosiguió, los periodistas “informan con un mérito extraordinario, con libertad e independencia de asuntos que determinados poderes, en connivencia con el Ejecutivo, consideran que sus voces deben ser acalladas”. En este punto, hizo una mención especial a los profesionales que en América Latina “mueren víctimas de su honradez y de su independencia”, y especialmente a Javier Valdez, periodista mexicano asesinado el pasado 15 de mayo, quien focalizó la atención en la 78 edición de los Premios APM de Periodismo y al que todos los galardonados recordaron en sus discursos.

Griselda Triana recoge la Placa de Honor de la APM, concedida a su marido Javier Valdez, de manos de Victoria Prego. Foto: Pablo Vázquez / APM

De manera excepcional, la Asociación de la Prensa de Madrid le otorgó, a título póstumo, la Placa de Honor de la entidad. Su esposa, Griselda Triana, a quien el público recibió en pie entre una salva de prolongados aplausos, recogió la distinción muy agradecida pero lamentando tener que hacerlo “por la tragedia y el dolor” que la embargan, no solo a ella y a su familia, sino a sus amigos y compañeros que “le acompañaron en ese trajinar que García Márquez calificó como el mejor oficio del mundo”.

Triana criticó el contexto de horror e impunidad en el que se desarrolla el periodismo en México y aseveró no resignarse y continuar con “la lucha para que los crímenes de periodistas sean castigados y que no ocurra ninguno más”. Para este fin, la viuda de Javier Valdez realizó un llamamiento al presidente de México, Enrique Peña Nieto, para que “salga de su burbuja y ofrezca resultados en lugar de espiar a periodistas y luchadores sociales”. Asimismo, advirtió de que no darán un paso atrás y que “si nosotros no tenemos paz, el Gobierno tampoco merece tenerla”.

Victoria Prego entrega el Premio APM de Honor a Juan Cruz. Foto: Pablo Vázquez / APM

Presentado por Carlos Alsina, el acto de entrega de los premios se celebró el 20 de junio en el Pabellón de los Jardines de Cecilio Rodríguez, que acogió una cita “para celebrar y homenajear el buen periodismo”, recordó la presidenta de la asociación, que admitió estar especialmente contenta con la nómina de premiados por el número de periodistas jóvenes, hecho que refleja que “el buen periodismo pervive, sobrevive y existirá en el futuro”.

El primer galardonado en recoger su distinción, el Premio APM de Honor por su trayectoria profesional, fue Juan Cruz, de El País, que se mostró feliz de recibir el galardón y señaló que “ser periodista es una manera radical de creer en las virtudes de los otros y de comparar nuestros defectos para limarlos”. Asimismo, añadió que “ejercer el oficio es una bella oportunidad para hacerme mejor porque sé que no debo mentir, que no debo despreciar, que debo contrastar y que periodista es gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente”.

Tras 55 años de trayectoria profesional, Juan Cruz se refirió al periodismo como el “amigo que nunca me ha fallado” y como un “oficio invencible que ahora, más que nunca y en este tiempo triste, vive una lucha, a veces despiadada, por sobrevivir acosado por amenazas políticas y económicas, y sometido al imperio de los que quieren que la verdad sea igual a la mentira para hacerlo redundante e inútil”. Frente a estas amenazas, advirtió, “el oficio pervive y lucha por ser el testigo y el muro contra el que han de estrellarse siempre todas las tiranías”.

El equipo de periodistas españoles que participó en papeles de Panamá recogió el Premio APM al Mejor Periodista del Año de manos de Nemesio Rodriguez, vicepresidente 1º, y María Jesús Chao, vicesecretaria general. Foto: Pablo Vázquez / APM

Tras él, recogieron el Premio APM al Mejor Periodista del Año 2016 el grupo de periodistas españoles que participó en la investigación de los papeles de Panamá: Mar Cabra, Marcos García Rey y Miguel Fiandor, del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ); Daniele Grasso, Jesús Escudero, Rafael Méndez y Carlos Hernanz, de El Confidencial; Joaquín Castellón, Nacho Calle, Verónica Ramírez, Nacho Bernaldo de Quirós y Álvaro Rivas, de La Sexta, y Álvaro Ortiz, Fernando Blat y Jorge G. Sancha, de Populate Tools.

El galardón reconoce “la colaboración periodística entre profesionales de distintas disciplinas”, una forma de ejercer el periodismo que, en palabras de Mar Cabra, “es y será el periodismo del siglo XXI”.  “Papeles de Panamá ha sido para nosotros un proyecto apasionante, muy emocionante, en el que durante más de un año dormimos poco y fuimos excesivamente discretos con familia y amigos”, añadió Joaquín Castellón. Por su parte, Daniele Grasso alabó el papel que juegan en el periodismo actual la tecnología, los datos y la colaboración entre medios, y admitió que suponen “una oportunidad y una esperanza para la profesión”: “Nos unimos en equipo para afrontar los problemas globales, tener un mayor impacto en la sociedad y evitar cualquier presión o censura. No opinamos, sino que utilizamos los datos y los hechos que se esconden tras ellos para contar historias de interés público y también nos apoyamos en perfiles más técnicos. Todo para hacer buen periodismo”, concluyó.

Aitor Sáez recibió el Premio APM al Periodista Joven del Año de manos de Alfonso Sánchez, secretario general de la asociación. Foto: Pablo Vázquez / APM

El Premio APM al Periodista Joven del Año recayó en Aitor Sáez, que criticó la precariedad con la que el periodista freelance se ve obligado a ejercer el oficio. Sin embargo, pese a las adversidades, “cuando uno llega al terreno y al dolor de los testimonios, uno se olvida de todas esas condiciones y se dedica al periodismo: a mimetizarse, a escuchar y a contar historias que, al final, es lo que mantiene a este oficio vivo”.

Nino Olmeda recoge el Premio APM al Periodista Especializado en Madrid del Año de manos de David Corral, directivo de la APM. Foto: Pablo Vázquez / APM

Por su parte, Nino Olmeda, de la agencia Servimedia, recogió el Premio APM al Periodista Especializado en Madrid del Año y aprovechó para referirse a la libertad de expresión, para la que es necesario que existan “medios e información veraz, independiente y contrastada, que no siempre se hace”. Criticó la tiranía del clic en los medios digitales que “lleva a hacer titulares que son impresentables y que no tienen nada que ver con la noticia”.

El Coro de la APM interpreta “Soon Ah Will Be Done”, durante la entrega de los Premios APM de Periodismo. Foto: Pablo Vázquez / APM

La otra pata para que exista la libertad de expresión, añadió, “es que haya trabajadores que se sientan bien pagados porque cuando alguien trabaja y de eso no puede vivir, no es una profesión, es precariedad e indecencia”. Finalmente, Olmeda reivindicó el periodismo local y regional, así como la “libertad y la dignidad de los periodistas”.

Como cada año, el broche lo puso la actuación del Coro de la APM que, dirigido por Jae Sik Lim, interpretó “Soon Ah Will Be Done”, de William L. Dawson, y “La Chulapona”, de Moreno Torroba, Romero y Fernández Shaw.

Enlaces relacionados

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.