Alfonso Rodríguez Santamaría (Madrid, 1879-1936)

Presidente de la APM desde abril de 1935 a julio de 1936 (1 año y poco más de 3 meses).

Rodríguez Santamaría, que era vicepresidente primero de la APM, se hizo cargo en funciones de la presidencia de la Asociación cuando Lerroux presentó su irrevocable dimisión, y poco después, en abril de 1935, fue elegido presidente de la entidad.

Santamaría era un conocido y prestigioso periodista, que había comenzado su andadura periodística en 1902, en los diarios “El Correo”, primero, y “España”, después, hasta que en 1905 cuando Torcuato Luca de Tena decidió convertir su semanario “ABC” en diario le llamó para que colaborara en su proyecto. Santamaría fue siempre uno de los más cercanos colaboradores de Luca de Tena, y en 1918 fue nombrado subdirector del diario conservador que había revolucionado la prensa española.

Rodríguez Santamaría tuvo que vivir como presidente de la APM los años dificilísimos previos a la guerra civil española, años en los que se produjo la profunda división de periodistas de derechas y de izquierdas. Su presidencia fue, pues, corta y nada sencilla. La asociación era un reflejo de la crispación social que vivía España, y Rodríguez Santamaría, como presidente de los periodistas madrileños, trató de limar asperezas. Durante su presidencia, la APM cumplió los cuarenta años de edad, y Santamaría los celebró con una serie de sellos conmemorativos en los que aparecían las efigies de destacados periodistas y de motivos relacionados con el mundo periodístico.

Desgraciadamente, el 20 de agosto de 1936, cuando acaba de iniciarse la rebelión militar contra el Gobierno de la República que dio comienzo a la Guerra Civil, un grupo de incontrolados que se denominaba patrulla de las Milicias de la Prensa, le secuestran en su domicilio y le asesinaron con dos balazos (uno en el pecho y otro en la cabeza) en los descampados de la Dehesa de la Villa. Santamaría tenía 57 años de edad.

Nada más terminada la Guerra Civil, en 1939, la APM instituyó el premio periodístico Rodríguez Santamaría, que se otorgó, al principio, a la mejor labor periodística  del año anterior, hasta que, a partir de 1963, se decidió premiar con él los méritos de toda una vida profesional.

 

 

 

 

 

 

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.