Miguel Martín García

Fallece el zamorano Miguel Martín, director de TVE en 1977 y figura clave del periodismo de la Transición

Dotado de un genial sentido del humor, fue autor y guionista de la exitosa serie “Los ladrones van a la oficina”.

Imagen de la contraportada de ‘Iros todos a hacer puñetas’

El periodista zamorano Miguel Martín, quien fuera director de TVE en 1977, falleció el 8 de febrero en Madrid. Corresponsal del diario “El Alcázar” desde Londres, Martín logró un sonado éxito con la retrasmisión de la boda de la reina Isabel adelantándose al resto de los corresponsales. Autor teatral y guionista, una de sus series de mayor éxito ha sido “Los ladrones van a la oficina”. Su fina ironía, su extraordinario sentido del humor y su aguda inteligencia le llevaron a fundar con los mejores humoristas del país “Cuadernos de Humor”.

A pesar de sus viajes por el mundo, Miguel Martín nunca dejó de ser zamorano. Casado con la médico zamorana Nuria García Casado, Miguel Martín era amigo desde la niñez y en su juventud de aquel núcleo de zamoranos que supo exportar esta tierra más allá de sus fronteras, algunos ya desaparecidos, y de castizos personajes como Tomás Crespo, Claudio Rodríguez, Ricardo Flecha, Antonio Pedrero, Manolo Roncero, Gabino Bobo o Agustín el Rejo, entre otros. A casi todos ellos los convirtió en personajes de su primera novela, “Iros todos a hacer puñetas”.

Redactor jefe del periódico “El Alcázar”, era un habitual en las tertulias de los cafés Chicote, el Lión, el Gijón. En 1977, Adolfo Suárez le nombra director de Televisión Española y de su mano va Gustavo Pérez Puig para hacer “300 millones”.

Miguel Martín era entonces, desde mediados de mayo de 1977, director de No-Do, desempeñando varios cargos y tareas informativas en Televisión Española, y ha llegado a dirigir la revista “Tele-Radio”. Su gestión al frente de No-Do durante algo más de un año se dirigió a dotar a este organismo autónomo de una estructura más profesional y de unos planteamientos más comerciales. Durante este tiempo desapareció, entre otras cosas, la exclusividad de No-Do en la edición de noticias y revistas cinematográficas, avanzando un proyecto de decreto para convertir a No-Do en un centro de Fomento del Cine Español.

Autor de “La crisis” y “Los cuentos negros”, “Según se baja del Duero a la derecha”, hizo reír a toda España con “Los tramposos”, publicando en “ABC” sus recordadas “Crónicas de Nicaragua”.

Gran aficionado al teatro, escribió una revista que derivaría en su posterior serie televisiva “Los ladrones van a la oficina”, publicando dos novelas escritas en clave de humor como la ya referida “Iros todos a hacer puñetas”, “El hombre que mató a Jardiel Poncela”, de quien fue íntimo amigo, como lo era de Luis María Anson y de las míticas figuras periodísticas de la época, o “Con el rabo al hombro”.

Zamora, su inventada Salamora, pierde a uno de sus hijos más ilustres y el periodismo a uno de los adalides que formó parte de una generación que llevó a los medios la apertura de la Transición.

Ana Pedrero / Zamora News
Publicado originariamente en Zamora News
8 de febrero de 2019

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.