Carlos Criado Rodríguez

El pasado 12 de junio falleció en el Hospital Universitario de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid Carlos Mariano Criado Rodríguez. Sirvan las siguientes líneas como reconocimiento de su persona y su trayectoria profesional por parte de todos aquellos que le quisimos y que todavía le añoramos y le recordamos con afecto y cariño.

Carlos Criado Rodríguez (como le gustaba ser llamado) nació en Villalón de Campos (Valladolid) el 16 de marzo de 1939. Nació en las postrimerías de un cruel conflicto que convirtieron las vacaciones de una familia de clase media madrileña en un persistente destierro de casi tres años. Pocos días después, finalizada la Guerra, la familia Criado Rodríguez (con dos hijas y un hijo) retornó a Madrid y fijó su residencia en la céntrica Calle de la Torrecilla del Leal en el popular Barrio de Lavapiés.

Su infancia en los años 40 y 50 del siglo XX fue un periodo oscuro en el que se entremezclaron las dificultades generales de la sociedad española, el racionamiento y el estraperlo son mencionados reiteradamente en las historias familiares, y el afán de Mariano Criado y Antonia Rodríguez por proporcionar estudios a sus hijos. Así, Carlos pudo cursar la enseñanza secundaria en el Instituto de San Isidro y, posteriormente, licenciarse en Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales por la Universidad de Madrid en 1966.

Su vida laboral comenzó durante los años 60, cuando alternó sus estudios universitarios con trabajos de corta duración. Finalizada ya la carrera, desempeñó distintos puestos, hasta que finalmente en 1971 pudo por fin conseguir la tan ansiada estabilidad laboral al aprobar las oposiciones de acceso al Ministerio de Información y Turismo. Fue allí, en el Departamento General del Prensa, donde descubriría la que se convirtió en su gran pasión: el periodismo.

Cuando estudiaba la licenciatura de Ciencias de la Información (Periodismo) en la Universidad de Complutense de Madrid, que finalizó en 1978, el 1 de febrero de 1976 empezó a trabajar en Radio Televisión Española (RTVE), primero simultaneándolo con su puesto en el Ministerio y a partir de 1984 ya en exclusiva. Sus primeros pasos los dio en TVE, aunque pronto recabó en RNE (1977), en la que estuvo trabajando hasta su jubilación anticipada en 1999.

En su trayectoria en Radio Nacional fueron varias las secciones y emisoras en las que Carlos Criado trabajó, hasta que finalmente en los años 80 aterrizó en su emisora internacional, Radio Exterior de España (REE). Junto con otros compañeros y compañeras, en el seno de “Europa, en español”, participó en programas como “España, en la distancia”. En aquel tiempo, las postales de los “emigrantes españoles” en Europa se amontonaron en los cajones del escritorio de su casa, generando en él una sensibilidad especial hacia ellos.

Simultáneamente, en la década de los 80, colaboró en algunas de las distintas publicaciones escritas que proliferaron en el marco de la joven democracia española. Fue el caso de “Noticia Catalana”, en la que publicó artículos como “La América perdida (cabildos y consulados en la época colonial)” o “Juan Prim: una solución frustrada”; y de Antena de Radio y Televisión, con algunas columnas como “El cuarto poder” y “La púrpura y su precio”.

Pese a ser uno de los prejubilados de RTVE de 1999, se resistió a abandonar su vocación. Decidió continuar con el periodismo iniciando el doctorado en la Universidad Complutense de Madrid. Para la elaboración del trabajo con el que consiguió el Diploma de Estudios Avanzados en 2002, “La prensa de Madrid en mayo de 1968. Su comportamiento ante los acontecimientos de París”, volvió a disfrutar con los entresijos de una profesión que amaba profundamente y de una época que se antojaba fundamental para el desarrollo de los tiempos modernos. Tenía la motivación, los recuerdos y los contactos adecuados para ello.

La intención de Carlos era continuar su trabajo y finalizarlo en forma de tesis doctoral. Los que estábamos a su lado no lo ponemos en duda. Hubiese sido uno de los mejores momentos de su vida. Sin embargo, graves problemas de salud en el verano de 2003 le incapacitaron para ello. A pesar de todas las dificultades, se resistió a perder lo que había sido la esencia de su personalidad hasta el último momento. Los que se lo encontraban por la calle lo veían cargado de libros y periódicos en busca de un lugar para sentarse y leerlos.

Finalmente, la vida de Carlos Criado Rodríguez se apagó en la madrugada del 12 de junio de 2018. Su cariño, su personalidad y su trabajo seguirán por mucho tiempo en el recuerdo de aquellos que le quisieron y le conocieron.

Familia de Carlos Criado Rodríguez
1 de septiembre de 2018

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.