Eduardo Ángel Ruiz Butrón

Eduardo Ángel Ruiz Butrón, un “muy buen hombre”

Ángel Ruiz Butrón

El pasado 2 de mayo falleció en Madrid el periodista Eduardo Angel Ruiz Butrón. Así lo contaba en Facebook su amigo Miguel Roa: “En el día de ayer tuvimos la triste noticia del fallecimiento de D. Eduardo Ángel Ruiz Butrón, eminente asidonense que ha llevado el nombre de su ciudad por todas partes, periodista, escritor, historiador, fundador de la Asociación Cultural Puerta del Sol y de la revista ‘Puerta del Sol’, crítico cinematográfico, activista cultural especialmente en su ciudad, Medina Sidonia, de la que estaba especialmente orgulloso. Amigo, descansa en paz. Que tu pueblo, por el que tantas cosas has hecho, cultive tu memoria”.

Nacido en Medina Sidonia, Cádiz, pasó su infancia en San Sebastián. Al terminar sus estudios de Reválida, se trasladó a Madrid para estudiar en la Academia General del Aire e ingresar en la tercera promoción de pilotos de complemento de la Escuela de Pilotos de Sevilla. Como piloto desarrolló su actividad en Sevilla, Cádiz, Gran Canaria y Sidi Ifni (África). En 1955 ingresa como oficial administrativo en la empresa Campsa y pronto comienza a tomar contacto con la profesión que verdaderamente le apasionaba: el periodismo.

Como periodista desarrolló su carrera profesional principalmente en RTVE, compatibilizándolo con colaboraciones periodísticas en prensa. Crítico cinematográfico, participó en la organización de varios certámenes de cine, como el Certamen Internacional de Cine y TV Infantil de Gijón, junto con su amigo Isaac del Rivero, fallecido también a principios de año, y publicó, junto con José Luis Hernández Marcos, “Historia de los cine clubs en España” (1978).

En 1959 ingresa como personal de plantilla en Radio Nacional de España, donde desempeña sucesivamente los trabajos de sincronizador, montador musical, realizador, redactor y técnico de sonido. Colabora en programas de RNE como “75 Años de Cine Español”, “Peninsular Hora Cero”, “La Última Hora” o “El Mundo del Espectáculo”. A lo largo de su vida profesional ha desempeñado diversos cargos directivos en RTVE que le permitieron conocer el medio en todos sus ámbitos (Programación, Comercial, Documentación, Personal), hasta que en 1992 se acogió, con gran pesar, al Expediente de Regulación de Empleo de RTVE.

Algunos de sus colaboradores le apodaban “Cervantes” por su constante escribir y escribir; siempre llevaba consigo una pluma o un bolígrafo, por si se le ocurría algo. Cuadernos, recortes, agendas, libros, todo le servía. Cuando me prestaba algún libro, me resultaban siempre muy interesantes sus anotaciones al margen.

Fue “protagonista indirecto y muy a su pesar” del Golpe de Estado del 23-F. En la madrugada de dicho día, el capitán de Artillería Juan Batista González con 20 soldados armados asaltaron la Productora de Programas de RCE (de la que Eduardo era director) entre las 19:00 y las 04:30 horas. Según contaba él, fue la primera y, afortunadamente, única vez en su vida que tuvo que ir al baño encañonado y escoltado por los militares. Fue llamado a declarar como testigo en el Juicio del 23-F, pero finalmente no tuvo que testificar. El capitán que le mantuvo secuestrado fue procesado y absuelto.

Compatibilizó su trabajo en RTVE con los estudios de Periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información, finalizándolos con la tesina “Problemas estructurales de la radio en España”. Curioso como pocos, realizó el Curso de Documentación para Postgraduados en el curso 1987-88, obteniendo el Diploma de Documentalista Especializado.

A partir de su prejubilación se dedicó a sus grandes pasiones: el cine, la lectura, la investigación; todo le interesaba y le faltaban horas y días para poder dedicarles todo el tiempo que quería. Entre los innumerables y variados temas que estaba investigando y que no ha conseguido terminar destaco un estudio sobre El Greco, El Tesoro del Carambolo (tesoro de origen tarteso que se encontró en Sevilla un vecino de Medina Sidonia), Octavio Paz (le interesaba tanto por su escritura como por sus orígenes asidonenses), los Sucesos de Casas Viejas, Los Ruices “tal como somos” (estudio genealógico y familiar)… Multitud de archivadores y cajas con sus estudios e investigaciones que, cuando el ánimo nos permita, empezaremos a abrir y a leer con el mismo entusiasmo con el que él los fue creando.

En 2002 colaboró como vocal con la Comisión de Calificación de Películas Cinematográficas dependiente del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA).

A pesar de que le pilló un poco mayor, se empeñó en manejar “las nuevas tecnologías” para estar al día y poder agilizar sus trabajos. Como se le resistían un poco, contrató a un informático como profesor particular que, con mucha paciencia, consiguió introducirle y explicarle los rudimentos básicos para defenderse con el ordenador. Se abrió un correo electrónico, Perfil en Facebook, creó un blog titulado “Los ojos que nos miran”, y nos traía a todos locos con las “cosas raras” que le hacía el ordenador.

Otra de sus pasiones ha sido siempre su Andalucía natal y, especialmente, su pueblo Medina Sidonia. Allí fundó, junto con un grupo de asidonenses, la Revista Cultural “Puerta del Sol” en diciembre de 2001 y allí también participó en la organización de diversas jornadas culturales en su afán por difundir la cultura, en cualquiera de sus formas.

Siempre pendiente de la actualidad, así definía él la situación en 2016 en una carta publicada en “El Diario de Cádiz”: “La situación política de este país nuestro es deprimente, no hay políticos, solo navegan politicastros, con metas propias, que no sabemos a dónde nos van a llevar. Los partidos deben reflexionar sobre a dónde nos llevan y eliminar a los que buscan silla segura y bien pagada. Urge”.

No faltó nunca a su cita con su inseparable periódico “El País”, que le acompañó en la mesilla del hospital hasta el último día. Estaba deseando salir pronto del hospital para continuar con sus estudios, sus lecturas y las comidas en familia de las que tanto disfrutaba.

Agradecía la buena vida que llevaba, estaba contento y haciendo planes de todo lo que le quedaba por hacer. Disfrutaba con las reuniones familiares y nos hacía disfrutar a todos con su gran sentido del humor.

Cuando el ánimo nos lo permita, cumpliremos su “Deseo Póstumo” que nos ha contado un íntimo amigo suyo: celebrar una misa profana en el Bar Cádiz de Medina Sidonia; allí nos reuniremos su familia y sus amigos para brindar con una copita de su adorada manzanilla a su salud. Así lo haremos.

“En recuerdo de mi padre y en nombre de su mujer e hij@s”,

Almudena Ruiz Sánchez
14 de junio de 2019

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.