Inicio - APM Inicio - APM

Pedro Sorela: “El periodismo es el oficio que más cansa la mirada y en el que se envejece a mayor velocidad”

 

Pedro Sorela (Bogotá, 1951) acaba de publicar una novela de periodistas y periodismos. Ya desde el título, "El sol como disfraz", apela directamente a la necesidad de mirar con atención y criterio para entender siquiera algo de lo que ocurre en la vida cotidiana. “La mirada –dice Sorela– tiene mucho que ver con la curiosidad, que para los griegos era el síntoma de la juventud. Dar por hecho que los jóvenes son curiosos es un grave atrevimiento… Pero es cierto que la juventud de espíritu tiene que ver con la curiosidad, con la mirada abierta. Y eso se conquista. No es algo que venga de fábrica".

"El sol como disfraz" retrata los patios interiores de un diario impreso. Un viejo periódico que se convierte en una publicación nueva, diferente a las demás, gracias a la creatividad de su director. Este personaje, al que todos conocen como Picasso, llega al periodismo casi por azar, puesto que antes había ejercido como profesor universitario de Historia del arte. También Pedro Sorela es profesor universitario (de periodismo), lo cual explica la pasión con que reclama una enseñanza humanística, centrada en la lectura y en la reflexión: “No todos los periodistas, ni el público, ni los patronos entienden que la diferencia entre un buen y un mal periodista es que el bueno piensa. Y para pensar ha tenido que leer unos cuantos libros. Ese es el periodista que sabrá mirar la realidad con una cierta madurez y sabrá extraerle la verdadera novedad”.

En la novela de Sorela aparecen amores y desamores de diverso calado. Sin embargo, la relación que más atrae la atención del autor es la que mantiene la escritura periodística con el tiempo. Una historia de amor voraz, insaciable, extenuante: “Este es el oficio que más rápidamente cansa, que más rápidamente cansa la mirada. Es muy difícil mantener unos ojos abiertos para estar viendo la novedad permanentemente. De tal modo que este es el oficio en el que la gente envejece a mayor velocidad. No es difícil encontrar a viejos de 35 años que te dicen ‘ya todo está inventado’, ‘esto es lo mismo que ayer…’, etcétera. Esto lo escuchamos mucho en las redacciones. A quien oigas estas frases desde luego tiene ya poco que decir en periodismo”.

Picasso, el director de "La Crónica del Siglo", es solo uno de los periodistas que se atreven en esta novela a desafiar al tiempo. El primero, por orden de aparición, es Daniel. Ese joven redactor llega a La Crónica después de trabajar en una agencia de noticias. También él se entrega al imposible ejercicio vital y estético de vencer al tiempo: “Daniel está intentando no envejecer, no permitir que el periódico ni el ejercicio diario de la profesión lo envejezcan”. “Efectivamente –añade Sorela– los periodistas se dejan más que el resto de seres humanos en la lucha contra el tiempo. Porque están intentado apresar algo que no existe, que es el presente”.

Pedro Sorela sabe de qué habla. Durante más de 20 años trabajó como periodista redactando noticias, reportajes, entrevistas, columnas… Además da clases de periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y ha escrito media docena de novelas y otros tantos libros de cuentos y ensayos. “A menudo me preguntan: entre profesor, escritor y periodista ¿qué prefieres? No, no… Yo lo veo todo lo mismo. Son las diferentes facetas de un trabajo absolutamente privilegiado: escribir. Ni siquiera es un trabajo. Es una forma de estar en el mundo, de mirar el mundo. Son diferentes momentos del día".

 

(0) Comentarios

Deja un comentario