Inicio - APM Inicio - APM

Nacho Escolar, director de ElDiario.es: La situación de la profesión ‘no tiene muchas más salidas que proyectos de este tipo’

 

Aunque confiesa haber tenido otras ofertas de trabajo, terminó rechazándolas porque, para él, “eran algo parecido a un camarote de primera en el ‘Titanic’”. Nacho Escolar, director del proyectado ElDiario.es, dice que prefiere “construir un nuevo barco más pequeño y modesto capaz de aguantar este oleaje, que embarcarse en uno de estos trasatlánticos que no sé qué futuro tienen por delante”. Apmadrid.es ha hablado con Escolar para saber en qué va a consistir el nuevo medio digital y cómo ve él el futuro de la profesión periodística.

Para el director de ElDiario.es, “no puede ser más difícil empresarialmente lanzar un nuevo medio de comunicación ahora, pero, al mismo tiempo, no puede ser más fácil periodísticamente”. Escolar afirma que “existe una demanda de información muy grande” por parte de los ciudadanos, así como, “la sensación de que hay cosas que no se cuentan y que están pendientes de analizar y de explicar”. Por este motivo, afirma tener muy claro “que hay hueco e interés para ElDiario.es, a pesar de que la situación económica sea muy complicada”.

 
– ¿Qué tipo de contenidos se podrán encontrar en ElDiario.es?
Va a ser un diario de información general, pero no generalista, en el sentido de que no va a estar centrado por igual en todas las secciones. Sobre todo, va a tener el foco puesto en las secciones de Política y Economía. Va a ser un diario profesional, no un medio voluntarista que viva del trabajo gratis de periodistas. Lo hacemos con una redacción central, donde estaremos unas 9 personas. También habrá varias delegaciones en distintas ciudades de España, por lo que, en total, habrá una treintena de periodistas trabajando más o menos en el proyecto de ElDiario.es.

– ¿Dónde van a estar ubicadas las delegaciones?
No está cerrado, pero, en principio, tendremos delegación en Valencia, Andalucía, Cataluña, Galicia y, probablemente, en Castilla y León, País Vasco y Asturias.

– En cuanto a la línea editorial, se dice que estará a la izquierda de “El País
Será un medio progresista, abierto, plural y su foco está puesto en escribir para los ciudadanos, más que para las fuentes. Casi la mitad de las firmas venimos de “Público”, y sí, queremos ocupar el hueco que ha dejado este diario.

– Pero entonces, ese hueco será a la izquierda de “El País”…
No. En quioscos sí que tienes que segmentarte a la izquierda o derecha porque exige una posición más férrea, pero en Internet no. En esta plataforma, pensamos que hay que moverse en un eje ideológico, pero también generacional, puesto que atiende a otro tipo de lector más joven. Habrá firmas que estarán a la izquierda de “El País” y otras que podrían estar perfectamente en “El País”.

– Aunque ElDiario.es no saldrá hasta el mes de septiembre, se ha estrenado ya el blog Zona Crítica. ¿Se van a abrir más secciones antes de septiembre?
No, por ahora Zona Crítica son los servicios mínimos que hemos establecido hasta septiembre. Está funcionando de manera excepcional, con unos datos de tráfico increíbles. En los primeros veinte días que lleva el blog en funcionamiento, casi hemos superado el millón de usuarios únicos. Es una cifra muy por encima de lo que esperábamos. Nuestro plan de negocio contemplaba una cifra de 1,3 millones de usuarios únicos a finales de año.

– Incluso esa buena acogida se ha visto en las redes sociales, en las que,  en veinte días, ElDiario.es ya tiene casi 26.700 seguidores en Twitter y más de 15.100 en Facebook.
Tanto los datos de tráfico del blog como las cifras que tenemos en redes sociales nos demuestran que no nos equivocamos al pensar que había hueco para un producto como el que queremos hacer.

– Además de Política y Economía, ¿qué secciones van a completar ElDiario.es?
También se va hablar de cultura y vamos a tener una parte importante de televisión. Vamos a dar información internacional, pero no una sección propia con corresponsales al uso. Tendremos espacios como el de Carlos Elordi haciendo una revista de prensa sobre temas internacionales; Jordi Pérez Colomé, periodista de Obamaworld.es, haciendo su blog dentro del diario; Íñigo Sáenz de Ugarte como especialista en Oriente Medio, u Olga Rodríguez, que queremos que vaya como enviada especial a Oriente Medio para cubrir determinadas informaciones de la Primavera Árabe. Por lo tanto, sección de Internacional no hay, pero sí hay muchos contenidos que son de internacional.

No tiene sentido, en un proyecto modesto en medios, destinar recursos a una cobertura internacional que sería el número 39 de los medios que hacen mal la cobertura internacional. En Internet, no merece la pena abrir todos los frentes, sino centrarse en aquellas batallas que puedas ganar y en las que tengas algo que añadir.

– ¿Con quién competirá ElDiario.es?
Con todos los diarios digitales, tanto de izquierdas como de derechas. Yo competiré con ElPaís.com, con ElMundo.es, con El HuffPost o ElConfidencial.com.

– ¿Y qué novedad aportará respecto a sus competidores?
Va a tener información propia, va a tener puntos de vista diferenciales respecto a los que se encuentran en el quiosco y va a tener un enfoque diferente pensado para el público de Internet. Después de mi experiencia profesional en papel, en web, en radio y en televisión, creo que al periodismo escrito el único camino que le queda es el de la web. El papel seguirá existiendo, pero no sé por cuantos años. Es un mercado que va a ir cada vez a menos y que no va a remontar jamás. No sé cuánto tiempo tardará en convertirse en algo residual, pero ya no es un mercado de futuro. Sería tan ridículo lanzar un periódico de papel hoy como invertir en cámaras fotográficas de carrete.

– Se puede deducir entonces que entre los planes no está sacar una edición en papel de ElDiario.es
Nunca se sabe. Desde luego, si es en papel, no sería diario, sería semanal o mensual. Eso puede que tenga algo de sentido.

– Además de la redacción, ¿qué personal compone ElDiario.es?
Se ocuparán de la gestión empresarial, Juan Checa, antiguo gerente de “ADN”, y José Sanclemente, que fue consejero delegado del Grupo Zeta, entre otros. En total, en Madrid seremos una docena de personas, contando con la administración y la redacción.

Luego estarán las delegaciones asociadas. Funcionaremos con un sistema de colaboración. Por ejemplo, yo les doy tecnología, diseño, publicidad, y ellos crean un producto y compartimos riesgos y beneficios. En definitiva, estoy llegando a acuerdos con grupos de periodistas en distintas ciudades para que monten ellos delegaciones que funcionarían como un medio asociado. En total, en toda España, seremos en torno a 30 personas en la plantilla.

El “staff” está compuesto por mí, que soy el director, y dos subdirectores: Juan Luis Sánchez e Iñigo Sáenz de Ugarte. La comercialización la tendremos en gran parte externalizada y la parte técnica también.

– Toda la información de ElDiario.es será gratuita, y además de libre publicación, ¿no cree en el pago por los contenidos en Internet?
Vamos a tener un sistema de pago, pero no a cambio de cerrar contenidos. Una parte de los ingresos procederán del pago, pero no por cerrar contenidos, sino de la colaboración de los lectores. Los lectores que paguen no serán suscriptores, sino patrocinadores o amigos de ElDiario.es. A cambio de esa colaboración simbólica, podrán leer algunos contenidos antes que el resto, pero no habrá nada exclusivo para ellos. Además, podrán participar en los foros y debates identificándose frente al resto de la comunidad como amigos o patrocinadores de ElDiario.es. No te pedimos dinero a cambio de los contenidos, pero te pedimos dinero para que estos contenidos existan.

– Pero, ¿cuál va a ser la fuente principal de financiación?
Tenemos una docena de inversores particulares que van a aportar capital y otra fuente será la publicidad. Entre estos inversores estoy yo mismo, Enric Lloveras o José Sanclemente.

– ¿Con qué inversión inicial se cuenta?
No te puedo dar ese dato. Sí te puedo decir que estaremos en un coste de unos cientos de miles de euros al año.

– ¿Pero nace con una inversión suficiente para aguantar el primer año?
Sí. Creemos que este modelo solo puede funcionar si es capaz de estar empatando ingresos y gastos en menos de un año. Estamos planteando una estructura de costes muy barata y la clave para que sea sostenible es ser capaces de aguantar en una economía de guerra. Todos los sueldos son más bajos de los que tendríamos si estuviésemos fuera de este proyecto, empezando por el mío, que voy a cobrar casi lo que cobraba siendo redactor de Telecinco hace 10 años. La intención es que una vez esta empresa sea capaz de sujetarse en pie, todos nos beneficiemos de ello.


– Dice que ha pasado los últimos tres años trabajando como articulista, sin más responsabilidad periodística que su propio trabajo personal. ¿Por qué arriesgarse en un nuevo proyecto?

Por varias razones. Primero, porque creo que es necesario que exista un periódico así. Además, yo tenía una serie de ventajas para poder hacerlo, como el tráfico de visitas en mi blog, que ya existía; también soy socio de una empresa capaz de suministrar la tecnología necesaria para montar esto de manera profesional, y había un hueco de mercado como no ha existido nunca.

Por otro lado, yo tengo una carrera un poco rara: he sido director de un periódico con 31 años, he empezado a tener vida de director jubilado con 33 años a base de columnas, tertulias, analisis, conferencias …., y me aburro. Vivía muy bien y viviré mucho peor ahora, pero soy periodista y creo que tengo que hacer esto porque no tengo edad para ser un director jubilado. Seguiré haciendo estas colaboraciones, pero me apetece poner en marcha un proyecto. Además, estoy convencido de que va a funcionar.

– Y sacar un medio nuevo con la que está cayendo, ¿no le da vértigo?
Sí, claro. Soy consciente de que es el momento más difícil desde el punto de vista económico y de que vamos a tener todo en contra. Pero también creo que eso hace que sea el momento oportuno para salir.

– ¿Qué opina del actual momento que está atravesando la profesión periodística?
Creo que es dramático y que no tiene muchas más salidas que proyectos de este tipo. Cada vez creo menos en la idea de que venga un editor a salvarnos y tener 17 o 14 pagas trabajando por cuenta ajena. Cada vez más, este oficio se parece al de panadero: los buenos panaderos que viven del sector es porque tienen su propia panadería.
Ahora mismo ha bajado tanto la inversión en medios en Internet que la principal aportación es el capital humano.

– ¿Cómo ve la crisis del modelo de negocio de los medios escritos tradicionales?
El modelo de negocio es bastante difícil que se sostenga tal y como está. Mi impresión es que esto no es solo una crisis publicitaria provocada por la economía, sino que es un cambio de modelo. Si al modelo de negocio convencional de los medios escritos se le suma que cada vez hay menos lectores, está condenado a desaparecer.

– ¿Qué le parecen las nuevas soluciones que van apareciendo? ¿Medios como El HuffPost?
Hay de todo. Respecto a El HuffPost, conozco mucho a Montserrat Domínguez y le deseo mucha suerte. A mí como periodista, que se trabaje gratis, me gusta poco, creo que para exigir hay que pagar. El modelo creo que puede funcionar en audiencia. Mucha gente compara el HuffPost con ElDiario.es, pero creo que son proyectos muy diferentes.

– ¿Llegará un momento en el que el futuro de los periodistas pase por ser autónomos?
El futuro pasa por que vayan a vivir de esto muchas menos personas de las que lo hacen ahora. El futuro pasa por que los periodistas seamos capaces de encontrar medios en los que el margen se lo quede el periodista en vez del editor. Pasa por crear proyectos y encontrar huecos en el mercado.
 

 

(0) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.