Inicio - APM Inicio - APM

Enrique Meneses, el buen periodismo

Por Fernando González Urbaneja.
Enrique Meneses, socio número 240 de la APM, falleció el 6 de enero a los 83 años.

Cumple ahora siete años que Enrique Meneses nos regaló su “Hasta aquí hemos llegado”, un libro de memorias que, a su vez, es un manual del periodismo más clásico, del mejor periodismo. Porque Enrique es periodista universal y a tiempo completo, hasta el último aliento de su vida, y después porque deja testimonio. Estos siete años de post-memorias han sido otro regalo, un añadido, cada nuevo día una oportunidad para que Enrique nos fuera mostrando su entusiasmo, su amor a la profesión y su independencia, que siempre es una condición necesaria, aunque no suficiente, para el ejercicio decente del periodismo.

Enrique superó dos cánceres, varios almacenes de la Tabacalera, algunas soledades y esa sensación, tan frecuente últimamente, de que alrededor se van abajo valores a los que mereció la pena dedicar toda la vida. Su “Hasta aquí hemos llegado” tenía una segunda lectura implícita: “y que nos quiten lo bailado”. Hace unos años, en el Parador de Sigüenza Enrique retaba a Manu Leguineche, desde sus respectivas sillas de ruedas, a un combate medieval que cambiaron por una de esas charlas hasta la madrugada que destilan periodismo puro. Alrededor, buena parte de los herederos de ambos: Gervasio Sánchez, Ramón Lobo, Vicente Romero, Guillermo Altares… y omito más nombres, porque la relevancia estaba en los principales.
   
Enrique era el decano y el maestro. Entre sus primeros reportajes, la muerte de Manolete (1947); más tarde, la guerra de Suez (1956), Fidel Castro y el Che en Sierra Maestra (1958), la marcha sobre Washington por los derechos civiles (1963), Kennedy, Nasser, los grandes del cine y el espectáculo, Juan Carlos de Borbón… Sarajevo (1994), donde percibió que las fuerzas le fallaban; y siempre África, que es el continente emocionante para Enrique: desde El Cairo hasta El Cabo persiguiendo un rostro hermoso, pero relatando todo lo que ocurría alrededor.

Y siempre el periodismo, la fotografía, el reportaje en prensa y en televisión, en gris y en color. Periodismo por cuenta propia, independiente y audaz. Enrique era feliz ante un grupo de estudiantes de Periodismo, que le escuchaban embelesados durante horas. Recuerdo una mañana, en la Pompeu Fabra de Barcelona, cuando ocupó tres clases consecutivas, de 10 de la mañana a más allá de la una de la tarde, sin que nadie se levantara del asiento, incluidos los tres profesores que llegaron puntuales a su clase y tuvieron el buen sentido de sentarse a escuchar. Aquello pudo haber durado más horas, pero la bombona de oxígeno no daba para más.

Enrique ha ganado premios por merecimiento, sin esos apoyos del medio que se imponen al mérito para convertir muchos de ellos en tráfico de favores e influencias. He visto cómo quedaba apeado de algunos premios, otorgados a gente sin merecimiento, porque Enrique no tenía “lobby” entre los que votaban. Siempre ha sido un grande pero de base, en el mismo sitio, sin concesiones ni resignación. Corazón grande, espíritu joven, entrega, pasión… nos deja testimonios de enorme valor y una obra monumental.

En un corto plazo de tiempo, unas pocas semanas, se han ido tres periodistas de culto, grandes, buenos, profundos. Xavier Batalla, Antonio D. Olano y Enrique Meneses. Cada uno pertenece a un género y a una escuela; pero todos con el mismo credo: contar lo que ven, con fuste, a su manera, con amor a su trabajo, sin complejos ni complicidades. Me pregunto si tienen relevo, si pasados cincuenta años habrá otros como ellos.                       

fgu@apmadrid.es

Enrique Meneses Minitay, socio número 240 de la Asociación de la Prensa de Madrid, falleció el 6 de enero de 2013 a los 83 años de edad.
La capilla ardiente está instalada desde las 10,00 horas del 7 de enero en la Sala 13 del Tanatorio Norte de Madrid (calle de Valdegovia, 8-10). Será incinerado el 8 de enero a las 11,30 horas en el cementerio de La Almudena.

Enrique Meneses ha muerto, por Gervasio Sánchez
Enrique Meneses, la gran aventura de ser periodista, por Gumersindo Lafuente
Enrique Meneses Miniaty, maestro de periodistas, por Diego Caballo Ardila
Enrique Meneses, por Ramón Lobo
Enrique Meneses y la Neotribu Digital, por Juan Larzabal
Meneses: el periodismo como forma de vida, por Aurelio Martín
La mirada de Enrique Meneses, por Mokhtar Atitar (álbum)
Cien miradas de Enrique Meneses (vídeo)
 

 

(0) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.