Inicio - APM Inicio - APM

Decálogo para periodistas de buenas prácticas en comunicación

 

Durante la décima sesión del Laboratorio de Periodismo de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que se celebró el 17 de enero en la sede de la APM, varios expertos en comunicación aportaron una serie de consejos y recomendaciones para llevar a cabo una eficaz comunicación corporativa. En esta edición del Laboratorio, titulada “Comunicación corporativa: periodistas al otro lado de la trinchera”, también se habló de las habilidades necesarias para trabajar en un gabinete de Comunicación y de si es o no es periodismo la labor de los profesionales de la comunicación. 

 

– Veracidad, honestidad y transparencia. La información emitida por un gabinete de comunicación debe cumplir los preceptos de veracidad, honestidad y transparencia. Al igual que el periodismo, la labor comunicativa “se asienta en los principios constitucionales de la libertad de expresión y el derecho a la información”, según Teresa Pérez Alfageme (@talfageme), directiva de la APM y directora de Comunicación del Consejo General de Colegio de Médicos, que ejerció de moderadora del debate

– Principal misión: facilitar a los grupos de interés el acceso a la información. Para José Manuel Velasco (@JM_VelascoG), presidente de la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom) y director de Comunicación de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), la misión de los directores de Comunicación “no es ocultar ni maquillar, ni siquiera distribuir información”, sino facilitar el acceso a la información a los distintos grupos de interés de cada compañía.

– No confundir los oficios. Velasco aconsejó no confundir el oficio de periodista con el de los profesionales de la comunicación. A este respecto, se escucharon varias voces que no compartían la opinión. Según el presidente de Dircom, “por el mero hecho de que alguien sea periodista no tiene por qué ser un buen comunicador”. Considera que la relación entre ambos colectivos debe ser de “respeto mutuo”. “Debemos ayudar a devolver el periodismo a los periodistas”, indicó.

– Fomentar las buenas conductas profesionales y denunciar las malas prácticas. Para Velasco, será la mejor manera de impedir las malas prácticas en los gabinetes de Comunicación. Por su parte, David Martínez Pradales (@dmartinezpr), gerente de Comunicación Externa de Orange España, opinó que “el mejor control deontológico posible para la comunicación son los clientes”.

– Suplir las carencias actuales del panorama informativo. Así lo cree Martínez Pradales, quien estimó que la pérdida del papel de intermediarios de los medios de comunicación propicia que las empresas, a través de su gabinete de comunicación, sean cada vez más capaces de transmitir sus mensajes.

– Convertir las empresas en potentes emisores de información. Apuesta por ello Ícaro Moyano (@viejomoeb), director de Redes Sociales de Prisa Noticias, aprovechando al máximo todas las herramientas disponibles en internet, muchas de ellas gratuitas. “Ahora se puede saber lo que dicen sobre tu empresa los medios, pero también qué dice la gente de lo que dicen los medios y, además, lo que la gente dice al margen de los medios”, explicó. “Si seguimos manejando la estructura tradicional de los medios, y preguntándonos quién es periodista y quién no, etcétera –añadió Moyano–, estaremos perdiendo el tiempo, mientras otros están conociendo cada vez mejor a sus clientes”.

– Creación de medios en los gabinetes de comunicación. “Muchos gabinetes pueden convertirse en medios de comunicación en sí mismos, rompiendo intermediaciones tradicionales”, afirmó Álvaro Peláez (@alvaroplz), responsable de Comunicación, Marca y Medios Sociales en Fundéu BBVA.

– Irrupción de las redes sociales. Fueron reconocidas por los ponentes como herramientas indispensables en la comunicación actual. Gracias a ellas, “se rompe esa intermediación y accedemos directamente a nuestros clientes”, aclaró Peláez. “Las redes sociales nos descubrieron que las notas de prensa a veces no son eficaces”, expuso María Penedo (@mariapenedoj), directiva de la APM y directora de Comunicación de Globomedia. Y añadió que “cada público requiere de un mecanismo de comunicación”. “Soy una firme creyente de que los community managers también deben ser periodistas”, zanjó Penedo.

– Gabinete de comunicación como herramienta estratégica de la empresa. Para Jesús Ortiz (@JesOrtizAl), consultor sénior de Estudio de Comunicación, es obligatorio dejar de entender la comunicación exclusivamente como las relaciones con los medios de comunicación. El gabinete de Comunicación debe abarcar todas las tareas comunicativas de la empresa.

– No mezclar la comunicación con el marketing. Incurrir en ello es "un soberbio error”, aseveró Ortiz. Este es “uno de los grandes problemas” –agregó Martínez Pradales– a los que se enfrenta la comunicación actualmente.

– Muy importante: formarse específicamente en comunicación. Debe ser una “formación práctica e intelectual”, dijo Ortiz, además de constante, “siendo el mejor origen algunas de las carreras sobre periodismo”, apuntó Velasco. Asimismo, Penedo, Ortiz y Juan Pajares (@juan_pajares), director general de Over the Rainbow Comunicación, reivindicaron una rama o una especialización en comunicación dentro de la carrera de Periodismo.

– Dominio de idiomas. Según Pajares, esta es otra condición sine qua non para ser un buen profesional de la comunicación: “Al menos, hay que ser bilingüe y dominar el inglés”. 
 


 

<{gallery}stories/galerias/img_pictures/XLaboratorioAPM{/gallery}>

(0) Comentarios

Deja un comentario

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.